Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Domingo, 25 de junio de 2017
Publicado en BOLSAS INTERNACIONALES Martes, 11 de abril de 2017 00:00

Bayer: Un posicionamiento más racional tras la operación Monsanto

Carax Alphavalue | En octubre de 2016 la compañía presentaba su oferta por la norteamericana Monsanto, a día de hoy se puede señalar que la acción se ha comportado muy bien después de tocar mínimos en ese mismo mes.

A lo largo de estos meses hemos tenido noticias de amabas partes: por un lado el exitoso proceso de votación y aceptación por parte de los accionistas de Monsanto y por otro el de Bayer, quien ha activado todo tipo de instrumentos de deuda así como la desinversión del 10% de Covestro del 10% de Covestro para hacer frente, de la mejor forma posible, al pago de los 57 billones de euros que ofreció por la norteamericana. Otro punto a tener en cuenta es la transformación que sufrirá a partir de 2018 el Ebitda de la alemana.

 

CropScience será la división que mayor peso tenga en el grupo después que Monsanto se inserte dentro de ella. Si a esto le sumamos la venta completa de Covestro (tal y como parece), CropScience será la dominante dentro del grupo y la que aporte un crecimiento importante a nivel cash flow. Es importante recordar que, a nivel farma, Bayer había alcanzado su tope en ventas y que su cartera de ensayos no era del todo convincente. Por eso, bascular el negocio hacia un punto menos dependiente de la farma tiene sentido, si bien contrasta con el mensaje que habían dado antes de la llegada de Monsanto, en el que afirmaron que su prioridad era crecer por ese lado.

 

Dicho esto, y contando que la filial de Animal Health también será vendida, el posicionamiento de Bayer a partir de ese momento será mucho más racional: intentará desarrollar la ciencia que pueda hacer más rentables las tierras de cultivo, usando menos agua y obteniendo mayor número de alimentos con el que proveer al mercado.

 

Desde el punto de vista financiero sigue habiendo riesgos tanto financieros como industriales que hacen difícil justificar una operación de estas características. Por eso, el +3% de upside que tenemos hasta nuestro precio objetivo no invita a entrar. Preferimos esperar hasta ver cómo se desarrollan los acontecimientos antes de subirnos al nuevo gigante químico agrícola.  

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.