Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Lunes, 23 de julio de 2018
Pulse en el valor para ver ratios >
Publicado en BOLSAS INTERNACIONALES Lunes, 12 de marzo de 2018 00:00

E.ON y RWE protagonizan la transformación del sector eléctrico alemán

Bankinter | Los grupos alemanes RWE y E.ON han anunciado un intercambio de activos, dentro de una gran operación que transformará el sector eléctrico alemán y que podría rondar los 20.000 millones de euros.

 

Según los términos del acuerdo, en una primera etapa, E.ON comprará la participación del 76,8% en Innogy, la filial que agrupa el negocio de renovables, redes y distribución de RWE. Además E.ON lanzará una OPA por el resto de las acciones de Innogy por 40 euros/acción (36,76 euros/acción en metálico y 3,21 euros/acción por los dividendos de 2017 y 2018).

 

Las acciones de Innogy cerraron el viernes a 34,53 euros/acción. La operación valora el negocio de Innogy en 22.000 millones de euros. En una segunda etapa, E.ON transferirá a RWE todos los activos de renovables (tanto el suyo como el de Innogy), los activos de almacenamiento de gas y las participaciones en dos centrales nucleares (Emsland y Gundremmingen). RWE se hará con el 16,67% de E.ON a través de una ampliación de capital y pagará 1.500 millones de euros para cubrir la diferencia de valoración. Debido a la complejidad de la operación, el cierre definitivo de este intercambio de activos, no se espera que se alcance hasta el tercer trimestre de 2019.

 

Tras este intercambio de activos, RWE se concentrará en la producción de energía, convencional y renovable, mientras que E.ON lo hará en la comercialización, en redes y en la distribución de energía. La decisión del gobierno alemán de abandonar la energía nuclear después del desastre de Fukushima (marzo del 2011), retirarse gradualmente de los combustibles fósiles y apostar por las renovables, ha obligado al sector energético alemán a un gran cambio y una restructuración de la producción.

 

La capitalización bursátil de E.ON es de 18.600 millones de euros y la de RWE es de 11.000 millones de euros. Este intercambio de activos supone el fin de las empresas integradas del sector energético en Alemania y la especialización por negocios.

 

EON (Neutral Cierre: 8,464 euros; Var. Día: +0,04%).  

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.