Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Miércoles, 12 de diciembre de 2018
Pulse en el valor para ver ratios >
Publicado en BOLSAS INTERNACIONALES Lunes, 01 de octubre de 2018 00:00

El Brexit y los mayores costes se lo ponen difícil a las aerolíneas

Alphavalue | Se vislumbra un futuro con no pocas alertas de peligro para las aerolíneas. Los altos precios del crudo se suman a las preocupaciones cada vez más profundas por el Brexit, ya que la industria carece de directrices, mientras que se vislumbra un Brexit sin acuerdo. 

 

 

 

 A más largo plazo, la propuesta para el fin al cambio horario en la UE se suma a los problemas, ya que los horarios necesitarían ser reestructurados a un coste considerable. La guerra comercial es otro obstáculo más, que duda cabe.

 

Si bien el sector del transporte en general no logró convencer desde el comienzo de 2018 (después de un excelente 2017), las aerolíneas han capitulado más recientemente.

 

 

Es bastante probable que la debilidad de las aerolíneas desde mediados de agosto sea un reflejo del aumento en los precios del Brent de 70 $/b a 80 $/b. En este apartado la situación no ha mejorado con la aplicación estricta de las sanciones iraníes y una falta de acuerdo de la OPEP para aumentar la producción. Es probable que la OPEP no pueda encontrar técnicamente otros 3 M b/d, por lo que los precios más altos de la energía pueden prolongarse.

 

Si el crudo es el catalizador, entonces es probable que la incertidumbre del Brexit no se haya descontado todavía seriamente. Los comentarios recientes de la IATA sugieren que la industria misma encuentra difícil definir una hoja de ruta si hay un Brexit sin acuerdo. El sentido común debería prevalecer y evitar un conjunto de instrucciones técnicas de último minuto. Que es otra forma de decir que hay muy poco tiempo para un acuerdo político para la frontera irlandesa (el verdadero punto problemático) y su incidencia en todos los sectores económicos. Para cuestiones que se plantearon hace dos años, la falta de acuerdo a estas alturas es un tanto alarmante.

 

Los explicaciones anteriores de la industria no sirven para explicar unos resultados bastante variopintos de los últimos dos años. El único valor atípico es IAG (comprar, Precio Objetivo 9,90 euros) con un continuo progreso del precio de sus acciones que puede reflejar un buen equilibrio entre activos de larga y corta distancia, así como su cobertura de bases británicas y continentales.

 

 

El mal performance de Ryanair (reducir, Precio Objetivo 12,5 euros) es en gran medida auto infligido, ya que su equipo directivo no logró atajar los problemas laborales con sus empleados. Sin embargo, se apunta a otro problema, generalizado para todas las aerolíneas: el aumento de los salarios de los pilotos, dado la falta de los mismos. En resumen, las aerolíneas europeas podrían entrar en momentos más difíciles con el desastre del Brexit y los mayores costes de energía y personal.  

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.