Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Jueves, 23 de mayo de 2019
Pulse en el valor para ver ratios >
Publicado en NOTICIAS DESTACADAS Martes, 11 de diciembre de 2018 08:30

Ligero rebote a la espera de los bancos centrales

Juan J. Fdez-Figares (Link Securities) | Ayer asistimos a una sesión muy negativa en las bolsas europeas, en la que todo lo que podía ir mal fue mal, o al menos así lo interpretaron los inversores.

 

La noticia del día fue el aplazamiento por parte de la primera ministra británica, Theresa May, de la votación en la Cámara de los Comunes del acuerdo para el brexit firmado con sus socios en la UE. Ante la evidencia de que iba a perder la votación “por goleada”, May optó por retrasar la misma en un intento final de renegociar los puntos del acuerdo que generan más rechazo entre los miembros de su partido y sus aliados unionistas (el DUP norirlandés), entre ellos el de la frontera entre las dos Irlandas. El aplazamiento, sin embargo, fue muy mal recibido por unos inversores que ven como a tres meses de la salida prevista del Reino Unido de la UE el escenario se presenta caótico e imprevisible. La libra esterlina se depreció con fuerza, situándose a su nivel más bajo en 18 meses, mientras que la renta variable europea sufría un duro castigo.

 

No obstante, hubo otros factores que también pesaron en el ánimo de los inversores, como la dura postura negociadora adoptada por el representante comercial estadounidense, Robert Lighthizer, así como el deterioro experimentado tanto por las exportaciones como por las importaciones chinas en noviembre, que apuntan a una mayor ralentización del crecimiento económico del país de lo esperado. Ambos factores volvieron a pesar en el comportamiento de los valores de corte más cíclico como los industriales y los relacionados con las materias primas minerales y el petróleo, que fueron los que peor se comportaron durante la jornada. En sentido contrario, destacó el mejor comportamiento relativo del sector tecnológico, lo que no evito que cerrara el día en negativo. Este sector sería, como luego analizaremos, el que acudió al rescate de las bolsas estadounidenses a última hora de su sesión.

 

Así, y tras un día de fuertes caídas, todos los principales índices bursátiles de la Zona Euro cerraron en sus niveles mínimos del año, con el FTSE Mib italiano y el Dax alemán profundizando en “mercado bajista” –se entra en mercado bajista cuando se retrocede más del 20% desde los últimos máximos–, al haber cedido ya respectivamente un 25,0% y un 21,7% desde sus recientes máximos. Muy cerca de entrar en mercado bajista se encuentran tanto el Euro Stoxx, el Euro Stoxx 50 y el Ibex 35, con caídas desde sus recientes máximos que rondan o superan el 18%.

 

Wall Street, por su parte, “vivió” una nueva sesión de gran volatilidad, con los índices yendo de más a menos y, finalmente, de menos a más, cerrando con ligeros avances, avances que fueron mayores en el caso del Nasdaq Composite, índice en el que el sector tecnológico, que ayer fue el que mejor se comportó, mantiene un peso relativo elevado.

 

Hoy esperamos que las bolsas europeas intenten recuperar al comienzo de la sesión parte de lo cedido ayer, animadas por la noticia de que las administraciones de Estados Unidos y China han mantenido una conversación telefónica al más alto nivel, en la que han intervenido el secretario del Tesoro, Mnuchin, el representante comercial de Estados Unidos, Lighthizer, y el viceprimer ministro chino, Liu. Las negociaciones parece que avanzan a buen ritmo, siendo factible que China vuelva a comprar muy pronto productos de alimentación estadounidenses, especialmente soja, productos que tras la implantación de tarifas a las importaciones chinas por parte de la Administración Trump el país asiático había dejado de adquirir. Además, el positivo cierre de Wall Street y la estabilidad mostrada por las bolsas asiáticas esta madrugada creemos que servirán para animar a los inversores en las bolsas europeas a tomar retomar algunas posiciones en estos mercados.

 

Por lo demás, comentar que en la agenda macro del día destaca la publicación de los índices ZEW de diciembre, indicadores que miden la percepción que sobre la economía alemana tienen los grandes inversores y los analistas, índices que llevan meses retrocediendo. En ese sentido, señalar que ayer la consultora Sentix publicó su índice de confianza de los inversores de la Zona Euro, correspondiente al mes de diciembre, el cual experimentó una fuerte caída, entrando en terreno negativo, algo que entendemos coherente con el reciente comportamiento de las bolsas de la región. Por la tarde, y ya en Estados Unidos, se darán a conocer, entre otros indicadores, el índice de precios de la producción (IPP) del mes de noviembre, índice que está previsto que modere ligeramente su crecimiento interanual como consecuencia del descenso del precio de la energía.

 

Por tanto, hoy esperamos una apertura al alza de las bolsas europeas, aunque no creemos que haya excesiva “alegría” entre unos inversores que siguen enfrentándose en el corto plazo a un escenario con múltiples incertidumbres. Está por ver si el jueves el BCE y la semana que viene la Reserva Federal (Fed) intentan y son capaces de tranquilizarles con sus comentario y decisiones.  

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.