Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Domingo, 24 de febrero de 2019
Pulse en el valor para ver ratios >
Publicado en NOTICIAS DESTACADAS Viernes, 04 de enero de 2019 00:00

Las bolsas seguirán atenazadas por la inquietud hacia el crecimiento global

Intermoney | La sesión del viernes arranca con las miradas puestas sobre los PMIs chinos patrocinados por Caixin, cuyos registros de diciembre se daban a conocer durante la madrugada. Unos datos más débiles de lo previsto que incrementarán las preocupaciones puestas sobre el crecimiento del país asiático, sobre todo, después de que el gigante tecnológico Apple señalara a China (responsable del 20% de sus ingresos) como la gran culpable de la caída de sus ventas.

 

Luego, asistiremos a una jornada en la que las bolsas seguirán atenazadas por la inquietud hacia el crecimiento global. Una situación que también será visible en divisas con la consideración de “refugio” como el yen japonés, si bien no debe olvidarse que el cierre de los mercados nipones seguirá condicionando la liquidez y los movimientos de la divisa al poder enfatizar la fuerza de los mismos.

 

En cuanto a la deuda pública, las miradas volverán a postrarse sobre los T-Notes ante el deterioro de sus rendimientos que denotaría el escepticismo de los inversores hacia el ciclo económico, no sólo estadounidense. De hecho, en la sesión del jueves, pesaba más la caída del ISM manufacturero en Estados Unidos que los buenos datos de diciembre de la encuesta ADP de empleo, confirmando las inquietudes de los inversores hacia el futuro.

 

Este viernes también tendremos indicadores adelantados en Estados Unidos que confirmarán la moderación de los PMIs finales de diciembre. El índice de servicios reafirmará su paso atrás en diciembre al situarse en 53,5 puntos (según nuestra previsión) e igualará los registros a nivel compuesto. Tales contribuirán al mantenimiento de las dudas en los mercados y a la confirmación de un escenario en el que los inversores cotizan la estabilidad de tipos por parte de la Fed en 2019. No obstante, en las últimas jornadas, se habría ido más allá y las probabilidades implícitas de los futuros de los Fed Funds asignarían un 40,7% de posibilidades a una rebaja de tipos a finales de 2019.

 

La anterior situación sólo se vería revertida en caso de publicarse datos mucho mejor de lo esperado y hoy no será el día. Esperamos que las nóminas no agrícolas estadounidenses aumenten en 175.000 en diciembre siendo los riesgos a la baja debido a los efectos negativos que el cierre de la Administración ha tenido sobre el empleo público. Un cierre que no afectará a la publicación de los datos de mercado laboral en Estados Unidos, dado que únicamente tendría incidencia sobre los indicadores publicados por el Census Bureau y la Oficina de Análisis Económico (perteneciente al Departamento de Comercio).

 

En consecuencia, los treasuries reaccionarán a unos datos de empleo más modestos de lo esperado en Estados Unidos y dejarán de lado a la continuidad del avance de los salarios a un ritmo algo superior al 3% a. Sin embargo, los datos no serán los únicos que favorecerán los movimientos en los mercados estadounidenses, pues éstos también se mantendrán pendientes de las informaciones vinculadas a la guerra comercial. Recientemente, Donald Trump se mostraba confiado en el resultado final de las negociaciones con China, aunque, de momento, los mercados se muestran más escépticos. En esta ocasión, la estrategia de Trump de intentar condicionar el devenir de los mercados con sus palabras no funcionará demasiado bien, dado que los inversores quieren hechos.

 

En el agregado de la Eurozona, también tendremos PMIs finales de diciembre, los cuales ratificarán los niveles mínimos de los últimos cuatro años en el caso del indicador compuesto (51,3 puntos). Por ende, las cifras publicadas por Markit revelarán cómo las expectativas de crecimiento para la UEM se han reducido notablemente, pasando de 0,3% trim. en el 4tr18 en base a los PMIs de octubre a 0,1% trim. de acuerdo con los de diciembre. Unas cifras que se alinean con nuestro escenario de actividad modesta en la Eurozona durante el 4tr18, retrasándose la recuperación hasta comienzos del presente año.

 

En contraste, las cifras relativas al mercado laboral alemán volverán a ofrecer una imagen positiva en diciembre, pues vendrán marcados por una tasa de desempleo en mínimos y un número de vacantes que supera el umbral de 800.000. Además, los datos de la zona euro se verán completados con el IPC preliminar del agregado de la UEM en diciembre, el cual denotará la desaceleración de la inflación hasta 1,7% a. debido a los precios energéticos. De esta forma, los datos publicados en la zona euro, junto con la continuidad de la volatilidad en las bolsas, volverán a apoyar las compras de deuda pública alemana.  

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.