Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Domingo, 22 de octubre de 2017

Cuando empezaba el año, los economistas de JPMorgan esperaban un crecimiento del 3% a nivel global en el primer trimestre, pero los datos han ido decepcionando y parece que el crecimiento quedará en torno al 2% en el primer trimestre del año. Sin embargo, el final de 2013 fue más fuerte de lo que esperaban en su día, lo cual llevó a una acumulación de inventarios fuerte.

Dentro de la Unión Europea destaca Suecia, cuya producción industrial sorprende negativamente al registrar una caída de -4,5% a/a en el mes de marzo (vs +1,5% esperado y vs +1,2% anterior). La debilidad de la actividad industrial (los nuevos pedidos de fábrica descienden -11,2% a/a) aumentan la presión sobre el Riskbank (Banco Central) para un nuevo recorte de tipos.

El pasado viernes, el empleo no agrícola en EEUU registró un notable incremento: +288 mil personas. En cuanto a la tasa de paro, se redujo en 3 décimas hasta el 6,3%. Ante una variación nula de la población activa, cabe destacar el notable descenso de la población desempleada: -16,5% interanual.

La americana ha mejorado su oferta de compra hasta 50 £/acc desde 46,61 £/acc el pasado mes de abril (que en ese momento suponía pagar un prima de 25%). La nueva oferta valora la farmacéutica en 76.800M € lo que equivale a una prima de 4% sobre el precio de cotización al cierre del 1/05/2014. Desde que Pfizer realizó su primera oferta (22 abril) la cotización de Astrazeneca se ha revalorizado +19%. No obstante, la británica sigue considerando un precio de compra que infravalora el potencial de los medicamentos (principalmente oncológicos) que actualmente se encuentran en fase experimental.  

Los analistas de Bankinter destacan que la semana pasada se caracterizó por rebotes más o menos generosos en bolsas y bonos, especialmente periféricos de nuevo (que parecen dispuestos a agotar cuanto antes todo su recorrido pendiente), a pesar de que los factores de respaldo no eran tan rotundos... o, al menos, podríamos decir que fueron mixtos. Es cierto que los movimientos corporativos (Pfizer/Astrazéneca, GE vs Siemens/Alstom, etc) representaron un factor dinamizador potente que, además, ha venido para quedarse algún tiempo, pero también es cierto que el conflicto Rusia/Ucrania sigue abierto y que el PIB americano del miércoles salió realmente flojo (+0,1% vs +1,2% esperado vs +2,6% 4T’13), aunque su interpretación podría contar con atenuantes después de comprobar el viernes pasado que las cifras de empleo mejoran más rápidamente de lo esperado.

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.