Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Lunes, 19 de febrero de 2018

ThyssenKrupp publicó ayer unos resultados del 2T13/14 (su ejercicio empieza en septiembre) mejores de lo estimado por el consenso. Dentro de su negocio recurrente del 2T13/14, destaca que: i) las ventas han aumentado un 8% a/a, hasta 10300 M€ (vs. 9900 M€ e); el EBITDA se ha multiplicado por 2,6x vs. 2T12/13, hasta 598 M€; y el EBIT ajustado ha crecido un 60% a/a, hasta 309 M€ (vs. los 293,8 M€e). La deuda neta se redujo de 4500 M€ en diciembre de 2013 a 4000 M€ en marzo de 2014, gracias principalmente a la entrada de caja procedente de la venta de Steel Americas USA (Alabama) que ha tenido lugar en el trimestre.

El Grupo BMW alcanzó en abril una cifra de ventas de 162.093 unidades (+4,3% vs +11,3% en marzo y +8,7% acumulado en 1T’14). Por marcas, las ventas de BMW (~87% ventas del grupo) se situaron en abril en 140.840 unidades (+7,8% vs +16,9% en marzo y +12,3% acumulado en 1T’14). Las ventas de MINI (~12% ventas del grupo) caen un -14,9% vs -16,9% en marzo y -12,5% acumulado en 1T’14. Por regiones, destaca positivamente el fuerte ritmo de crecimiento de las ventas que se mantiene en Asia (~34% ventas; +20,6% vs +21,8% acumulado a 1T’14).

El indicador de confianza económica de Alemania que elabora el instituto de investigaciones económicas ZEW ha registrado un descenso mucho mayor de lo esperado en mayo, pasando de los 43,2 puntos de abril a 33,1 enteros. Se trata de su nivel más bajo desde enero de 2013 debido al deterioro de las expectativas económicas.

A pesar de que la semana pasada Barclays bajó ligeramente su proyección para el PIB chino del año que viene, estos analistas opinan que “la economía china ha tocado fondo y el crecimiento de las exportaciones e importaciones que se conocieron la semana pasada refuerza esa idea”.

El sector eléctrico alemán estaría en negociaciones con el Gobierno sobre un “banco malo” de activos nucleares. Se especula sobre la creación de un fondo público que recoja los activos derivados del desmantelamiento nuclear que se está llevando a cabo desde 2011. Dicho fondo estaría dotado con los 30.000M€ que ya han ido provisionando las eléctricas (E.ON. RWE, EnBW y Vattenfall) de forma que el Gobierno se haría cargo si hay costes adicionales.

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.