Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Jueves, 22 de febrero de 2018

Jornada de elevada volatilidad en los mercados de renta variable. Después de una primera mitad de sesión caracterizada por la intensidad de las caídas, de hasta el 2% en el caso del IBEX 35, las principales plazas europeas cierran la sesión con ligeras subidas. Uno de los factores clave de este cambio de signo ha sido la apertura en positivo de la bolsa de EEUU, con el buen dato de ventas minoristas de marzo como telón de fondo.

Los índices de las principales bolsas occidentales cerraron ayer en su mayoría con ligeras ganancias, en una sesión que fue de menos a más, y que estuvo totalmente condicionada por las noticias que llegaban desde Ucrania, donde la situación es cada vez más preocupante. Así, desde primera hora de la sesión las bolsas europeas se pusieron en negativo al huir los inversores de los activos considerados de mayor riesgo y refugiarse en otros que, como el oro o los bonos, son considerados como defensivos. En este sentido, señalar que fueron los valores cíclicos, los vinculados al turismo y al ocio, los tecnológicos y los del sector financiero los más castigados por el temor a que la crisis ucraniana vaya a más y desemboque en un conflicto civil en el que Occidente y Rusia apoyarían a las diferentes facciones que hoy se enfrentan en Ucrania, lo cual podría terminar pasando factura a estas economías.

Los resultados 1T14 de Citigroup publicados ayer fueron mejores de lo esperado (EPS de 1,23 $/acc vs. estimado por el consenso de 1,14 $/acc), presentando una subida del 3,5% frente al 1T13 hasta los $3.810mn. La subida vino apoyada de la mano de una mejora de la situación del crédito que permitió a la entidad liberar provisiones por importe de $673mn. Por divisiones, el peor comportamiento se lo anotó la actividad de trading de bonos con un recorte del 18% (por el lado de Securities & Banking); por otro lado Citi Holdings, el banco malo interno de la entidad, presentó unas pérdidas mucho menores que el mismo periodo del pasado año reduciéndolas en un 60% hasta los $292mn (desde los $798mn el 1T13).

JPMorgan Chase, el mayor banco estadounidense en términos de activos, anunció el viernes un beneficio neto en baja de 18.5 % en el primer trimestre respecto al mismo periodo del año pasado, a 5.300 millones de dólares, muy por debajo de lo esperado. El banco publicó unos resultados decepcionantes, con un BPA de 1,28$ (-19%). Los analistas esperaban que fuera de 1.40 dólares. Los ingresos del negocio hipotecario descendieron -84%, la división de crédito al consumo y tarjetas de crédito experimentó un retroceso de -1% y los ingresos en el área de trading de renta fija disminuyeron -21%.

El cuarto banco más grande de Estados Unidos por activos, WELLS FARGO, presentó unos resultados superiores a las expectativas, con un BPA de 1,05$ (+14,1%) frente a 0,964$ e.

La mejora en los beneficios se debe a algunos resultados no recurrentes, con los 847 M$ de beneficios en sus inversiones en acciones y la liberación de 500 M$ en provisiones debido a la menor morosidad.

Estos beneficios han permitido compensar la caída de un 46% en los ingresos de su negocio hipotecario, debido a la menor demanda de refinanciaciones por el aumento de los tipos de interés. 

El volumen de negocios bajó 3 % a 20,600 millones de dólares, en línea con lo esperado.

Según la AFP, por acción, la ganancia fue ocho centavos más alta que la media prevista por los analistas, y totalizó 1.05 dólares.

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.