Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Viernes, 26 de mayo de 2017
Publicado en CONSENSO Lunes, 24 de abril de 2017 08:30

Jesús Pérez: “En unos años, un africano podrá invertir 5 euros en un hedge fund de EEUU”

Fernando Rodríguez | Jesús Pérez es el presidente de la Asociación Española de FinTech e InsurTech (AEFI). La asociación acaba de cumplir un año desarrollando su primer objetivo: impulsar un sector sólido y bien regulado. En España hay más de 200 compañías FinTech. En algunos casos, creciendo a todo trapo en las más variadas actividades bancarias y de inversión: comparadores, financiación colectiva, préstamos y pagos, 'robo advisor', inmobiliario….

Jesús Pérez es Ingeniero Informático por la UAM, con Matrícula de Honor en Inteligencia Artificial. Realizó estudios de postgrado sobre redes neuronales y series temporales financieras. Es analista técnico por la IFTA, miembro del Instituto de Analistas Financieros y experto en Trading Cuantitativo por el IEB. Profesionalmente, ha estado vinculado a GMV, Universia, Airtel y BBVA. Es fundador de Financialred. Entre 2012 y 2016 ha desarrollado negocios propios de FinTech con la creación de un grupo de empresas como IAsesoria, Ahorro.net, Bolsa.com, Sersan Sistemas, CIVETA INVESTMENT y Fintech Ventures.

 

Por aclararnos y muy sintéticamente, ¿a qué llamamos FinTech?

 

No hay una definición exacta y a veces nos planteamos en la Asociación dónde está la raya. Son empresas que tienen en su ADN la tecnología, que entienden que hay una manera diferente de hace productos desde la innovación y que ofrecen servicios financieros. Creemos que vamos a ser una alternativa a las financieras tradicionales en un inicio, pero que, en cuatro o cinco años, no va a haber esa diferencia; como no la hay ahora, por ejemplo, entre la prensa digital y la prensa en papel.

 

El mapa de las Fintech en España, que su asociación va actualizando, abarca a más de 200 empresas y proyectos y parece bastante exuberante –medios de pago, inversión, préstamos, información e intermediación financiera–… ¿Cómo está el sector respecto a otros países europeos?

 

En el último año hemos reducido bastante la distancia que nos separa de otros países y hemos avanzado mucho en la regulación, tras el Libro Blanco del sector que hemos elaborado en la Asociación. En temas de inversión, hay poca y estamos lejos. Tenemos un gap de uno o dos años con otros países europeos. Si no desarrollamos pronto las condiciones para que se desarrollen las FinTech, no podremos competir en un sector en el que la competencia es global. Es importante montar un entorno para que la gente pueda emprender.

 

Ha dicho que la discusión entre FinTech y banca desaparecerá en tres o cuatro años. ¿Por qué y porqué en ese plazo?

 

Estamos en una disrupción del sector financiero. La innovación surge no de una o varias empresas, sino de todo un ecosistema de empresas. La banca está intentando dar pasos para incorporar esta tecnología, pero el problema que tiene es que cuando cambia un modelo de sector es difícil adaptarse. Es como el caso de las aerolíneas con el `lowcost´ o los medios de comunicación, que ya tienen su estrategia digital.

 

Todo indica que la banca tradicional, aunque se postula como vanguardista y digital, no está apostando en la realidad por el Fintech, más allá de apoyar a algunas start-up para vigilar a los que se supone que serán sus competidores futuros. ¿Cómo ve la actitud de la banca española en el aspecto FinTech?

 

Todos están preocupados de innovar, pero no están apoyando el desarrollo. No se ven iniciativas potentes, ni se están apoyando las iniciativas para crear este entorno. Estratégicamente, deberían haber apostado más decididamente por todo. Están intentando comprender qué está pasando, con precaución, y diría que un poco de conmoción, con esta transición.

 

¿Hasta qué punto está el FinTech desintermediando el negocio financiero tradicional en España? ¿Ganan cuota de mercado? Hábleme del de pago o crédito y, por otro lado, del área de la inversión.

 

Cuando hablamos de mercado, más que hablar de España miraría qué está pasando en otros países más avanzados. La gestora que más dinero captó en Estados Unidos el año pasado es un `robo advisor´. Es como la publicidad en internet, que sobrepasó a la tradicional mucho antes en otros países que aquí. En España, los crecimientos exponenciales que estamos teniendo hacen prever que en dos ejercicios vamos a alcanzar el desarrollo y las cuotas de mercado de los demás. Pero es verdad que a día de hoy no son grandes cuotas. En algunas cosas, sí. Por ejemplo, Ebury ya maneja 12.000 millones de euros en divisas, en torno al 15% a nivel mundial. Fintonic, la herramienta de contabilidad personal bancaria ya ha superado los 360.000 usuarios en España. Housers, el crowfunding de inversión inmobiliaria, tiene ya 15 millones de euros y 35.000 clientes. Indexa Capital, el `robo advisor´, está creciendo al 25% mensual en activos bajo gestión desde hace un año… Si vemos lo que han captando en el último mes, se aprecia que van a crecer mucho más rápido. Si hablamos de pagos, estamos más avanzados. Igual que en los comparadores –Bankimia, Rastreator..–. `Crowdfunding´, `crowdequity´ y `crowdlending´ están cogiendo velocidad. También llegan los neobancos –como Together Bank–, por lo que vamos a ver una segunda ola de FinTech. Los volúmenes son pequeños, pero las tasas de crecimiento son muy altas.

 

En las encuestas que hacen ustedes entre sus asociados FinTech, figuran como sus dos principales preocupaciones la regulación del sector y la “relación con las entidades financieras”. ¿Puede explicármelo?

 

En cuanto a la regulación, hasta que no ha habido norma, no ha habido `crowdfunding´. Hay negocios que no han podido comenzar porque no tenían una licencia. E incluso, negocios que han estado funcionando sin un entorno legal claro.

 

Sin regulación, se frena entonces el desarrollo del FinTech…

 

Sin entorno regulatorio, se frena mucho el desarrollo del FinTech. Es una de las razones por las que se montó la Asociación. Pero estamos avanzando mucho e incluso la regulación puede convertirse en una ventaja competitiva. En los reguladores se ha notado un cambio y estamos avanzando mucho con los nuevos equipos que hay en las instituciones. España va a disponer pronto de unas condiciones regulatorias.

 

¿Cuándo cree que estarán listas las primeras regulaciones del FinTech en España? El sector es muy variado y este tema afecta a múltiples reguladores…

 

Es complicadísimo. Por ejemplo, hay negocios que por un lado captan dinero y por otro hacen pagos, que tienen que estar supervisados por el Banco de España y también por la CNMV. En la Asociación tenemos doce vectores verticales, tratando de ver qué ocurre en cada actividad, porque son muy distintas. Este año, deberíamos ver ya en el segundo semestre algunas modificaciones o adaptaciones legales. Por lo menos, lo más urgente.

 

¿Qué es lo más urgente?

 

La Ley de Fomento de la Financiación Empresarial, o de `crowdlending´, que se debe revisar porque todo ha cambiado mucho desde que salió, la identificación online de los clientes…Hace falta que los reguladores pongan más personas en este tema porque se van a enfrentar a mucho más trabajo.

 

Hay quien piensa que España podría ser un hub FinTech europeo e incluso un puente con Latinoamérica en este terreno. ¿Qué nos falta y que nos sobra para poder aspirar a esta posición?

 

Nos falta creérnoslo. Realmente, ves los informes internacionales y somos tecnológicamente un país con muy buenos técnicos, con un desarrollo internacional de redes sociales y de la telefonía móviles de los más importantes. Nos faltan dos cosas: regulación e inversión. Se puede crear un hub latino que compita con el asiático, el norteamericano o el japonés. No hay muchos países que estén en Europa, con esa relación con Latinoamérica, una buena base tecnológica y costes no muy altos. Tenemos una oportunidad.

 

¿En qué medida va a favorecer el FinTech el empoderamiento de los particulares en la intermediación financiera? Estaba pensando, por ejemplo, en el 'crowfunding' o el 'crowdlending'…

 

El FinTech es una buena noticia para el inversor de la calle. Igualmente que nos hemos beneficiado de las aerolíneas `low cost´ o de la prensa digital. Es ofrecer más posibilidades y más acceso a un mercado más transparente y a unas empresas que van a tener que ser más eficientes en comisiones y con más competencia y mejores productos financieros. En unos años veremos a una persona en África invirtiendo cinco euros en un `hedge fund´ en Estados Unidos, porque la tecnología lo permitirá.

 

La Asociación financión por 'crowdfunding' su Libro Blanco sobre el sector, ¿no?

 

Sí, somos usuarios intensivos de FinTech. Entraron el `crowdfunding´ 40 o más suscriptores, no recuerdo la cifra exacta. Pero conseguimos la cifra inicial de 60.000 euros que nos marcamos para el proyecto.

 

¿Quiere decir algo más?

 

Que somos empresas muy solventes y muy fiables y desde la Asociación se está apoyando mucho esto, intentando construir un sector sólido. Y que la gente mire todas las ofertas, las de la banca y las nuestras, y que coja la mejor.