Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Miércoles, 23 de agosto de 2017
Publicado en NOTICIAS DESTACADAS Jueves, 11 de mayo de 2017 00:00

Los resultados empresariales y la menor incertidumbre auguran la buena marcha de la UEM

Juan J. Fdez-Figares (Link Securities) | Nuevo día de consolidación en los mercados de valores europeos y estadounidenses, con cierre mixto y sin grandes variaciones de los principales índices.

En esta ocasión fueron los valores relacionados con las materias primas y con los metales y las petroleras los que sirvieron de soporte a los índices, mientras que otros sectores como el bancario siguieron mostrando cierta debilidad. La recuperación de los precios de algunas materias primas y, sobre todo, el fuerte rebote que experimentó el precio del crudo durante la sesión fueron la principal causa del buen comportamiento del primer grupo de valores, mientras que el elevado nivel de sobrecompra y el repunte de los bonos soberanos, con la consiguiente caída de sus rentabilidades, fue lo que lastró el comportamiento de algunos grandes bancos europeos, entre ellos el del Santander (SAN) y el del BBVA.

 

No obstante, además de la positiva evolución del precio del crudo durante la sesión, principalmente motivada por la fuerte caída de los inventarios semanales de crudo en Estados Unidos y por el apoyo de países como Irak y Argelia a la extensión del acuerdo de reducción de producción planteada por Arabia Saudita, quizás lo más relevante de la jornada fue la intervención del presidente del BCE, el italiano Draghi, ante el Parlamento holandés. En este sentido, señalar que por lo dicho por Draghi, la máxima autoridad monetaria de la Zona Euro no tiene por el momento ninguna intención de modificar los actuales parámetros de su política monetaria expansiva.

 

Así, una vez más, Draghi se escudó en la debilidad de la inflación, concretamente de la subyacente, para justificar el inmovilismo del BCE. Entendemos, como hemos dicho en algunas ocasiones, que el apoyo incondicional del BCE a las economías de la Zona Euro es positivo para el comportamiento de los mercados financieros de la región, tanto para los de renta fija –ayer los bonos reaccionaron de forma positiva a la intervención de Draghi– como para los de renta variable. Si a este “apoyo” unimos la sustancial mejora del escenario económico y de los resultados empresariales y la significativa reducción de la incertidumbre política, creemos que la renta variable de la región va a mantener la tendencia alcista durante bastantes meses más.

 

En cuanto a Wall Street, señalar que en este mercado también fueron los valores de la energía y los relacionados con los materiales los que mejor lo hicieron, apoyados en el buen comportamiento de las compañías de semiconductores, cuyo comportamiento sobresalió de entre las tecnológicas. Por el contrario, las de biotecnología y las empresas industriales se quedaron rezagadas. Destacar, por último, que el mal comportamiento de dos componentes del Dow Jones, Walt Disney, cuyas cifras trimestrales defraudaron a los analistas, y Boeing, con problemas con uno de sus nuevos prototipos de aviones, lastró la evolución de este emblemático pero poco representativo índice bursátil.

 

Por su parte, tanto el S&P 500 como el Nasdaq Composite cerraron con ligeros avances, marcando nuevos máximos históricos.

 

Hoy la atención de los inversores girará nuevamente hacia los bancos centrales, ya que se reúne el Comité de Política Monetaria del Banco de Inglaterra (BoE). Así, y aunque no esperamos ningún cambio en su política monetaria, será interesante analizar lo que diga sobre la creciente inflación en el país –hoy, además, publica su informe de inflación– y la desaceleración que está experimentando el crecimiento de esta economía. Creemos, en este sentido, que el BoE va a optar, dadas las muchas incertidumbres que genera el brexit en relación a la evolución futura de la economía del Reino Unido, por mantener sus políticas monetarias laxas durante todavía un largo periodo de tiempo a pesar de que la inflación se “descontrole” un poco.

 

También atraerá la atención de los inversores la publicación durante la jornada del Boletín Económico del BCE y, sobre todo, del nuevo cuadro económico para la Zona Euro de la Comisión Europea.

 

Por lo demás, la jornada será muy intensa en lo que hace referencia a la publicación de resultados trimestrales, especialmente en la Bolsa española donde varias compañías del Ibex 35, entre ellas Telefónica (TEF), Indra (IDR), ACS y DIA, darán a conocer sus cifras. En Europa destacan los de la entidad francesa Credit Agricole, los de Deutsche Telecom y los de la italiana Enel.

 

Para empezar, esperamos una apertura ligeramente bajista de los índices europeos que, como ayer, tendrá el sustento de las compañías relacionadas con las materias primas y los metales y, sobre todo, de las grandes petroleras, que esperamos recojan con alzas la fuerte revalorización que experimentó el precio del crudo al cierre de la sesión estadounidense.