Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Miércoles, 23 de agosto de 2017
Publicado en NOTICIAS DESTACADAS Jueves, 18 de mayo de 2017 00:00

Jornada incierta en la que los inversores mirarán a la volatilidad: el VIX alcanza cotas del 15%

Intermoney | El crecimiento de Japón aceleraba hasta 2,2% trim. en el 1tr17 gracias a la reactivación del gasto de las familias y consumo privado (ambos +1,4% trim. a.), a lo que había que unirle el buen desempeño de la inversión residencial (+3,0% trim. a.).

 

Una buena noticia que conocíamos esta madrugada y respecto a la cual no debemos sobrerreaccionar, dado que el horizonte para la actividad nipona sigue siendo acorde con un avance económico tibio. Una lectura que será compartida por los inversores en una jornada en la que el mayor riesgo radicará en la falta de referencias, dado que puede llevar a la tentación de volver a asignar una importancia excesiva a ciertas cuestiones con el fin de servir de excusa para los ajustes.

 

Por ejemplo, ayer, se ponía el acento en los retrasos de la agenda de estímulos de Trump y en las dudas sobre su entidad final, mientras ocupaban el primer plano los propios problemas políticos de la nueva Administración estadounidense. Unas cuestiones que no son nuevas y, por tanto, se convertirían en la excusa para justificar el movimiento y no en la causa de su origen.

 

El otro motivo esgrimido para defender el ajuste de los mercados en la jornada del miércoles era el modesto desempeño de los datos en EEUU. En nuestra opinión, éste sigue siendo insatisfactorio pero sí da base para esperar la aceleración de la economía estadounidense en el 2tr17, aunque de forma comedida. En esta dirección, con información a 12 de mayo, apuntaba el predictor de la Fed de Nueva York al adelantar un incremento de la actividad del 1,9% trim. a. en el 2tr17, al tiempo que el excesivamente optimista GDP Now de su homóloga de Atlanta dibujaba un repunte del 4,1% trim. a. con datos a 16 de mayo.

 

Con independencia de los matices, en IM seguimos decantándonos por la máxima prudencia, aunque lo cierto es que hay motivos para esperar que el PIB de EEUU mejore durante el presente trimestre el avance del 0,7% trim. a. de inicios de año. En esta línea, señalan otros datos como el aumento de las entregas de las seis mayores categorías de electrodomésticos en un 13,7% a. en abril, de acuerdo con la estadounidense Asociación de Fabricantes de Aparatos para el Hogar (AHAM). En conjunto, las entregas de electrodomésticos habrían aumentado un 4,8% en el acumulado del año hasta abril en EEUU.

 

De forma que los problemas subyacentes que se esgrimían para justificar el empeoramiento del sentimiento inversor se perfilan como endebles, pues algunos de dichos problemas ya existían y el crecimiento, aunque débil, no va a empeorar en el 2tr17, más bien al contrario. Otra cuestión es que EEUU incumpla con las expectativas de consenso planteadas para 2017, pero esta posibilidad tampoco es nueva y, de hecho, en IM mantenemos nuestra previsión de crecimiento del 1,9% para este año, a la sombra de los riesgos a la baja.

 

La cuestión es que ante el escenario descrito, la jornada de hoy se presenta altamente incierta debido a la inexistencia de referencias que sirvan para decantarse por un lado u otro, pues las peticiones semanales de desempleo seguirán siendo bajas en EEUU y, como mucho, podrá ponerse a favor de las dudas el comportamiento peor de lo esperado del índice líder. En otras palabras, habrá que permanecer vigilantes ante la evolución de la volatilidad, el VIX ha pasado de niveles de 9,77% días atrás (mínimos de principios de los 90) hasta cotas del 15% y el dólar cedía un 0,55% frente a las principales divisas globales, en base al índice DXY.

 

Sin embargo, no habrá que perder de vista las intervenciones de miembros de la Reserva Federal, como Mester y Bullard, en un escenario en el que empezarán a surgir las dudas hacia los tiempos de la estrategia de salida de la institución. De momento, se impondrá la tesis del “bache” a la espera de nueva información, pues en la autoridad monetaria estadounidense quieren aprovechar al máximo las últimas oportunidades para normalizar su política.

 

Mientras tanto, en Europa, escasearán las referencias y se centrarán en la esfera del BCE aunque Draghi acudirá a Tel-Aviv para la entrega del título honorífico de doctor honoris causa, mientras que el 9,6% del desempleo en Francia durante el 1tr17 era el único dato macroeconómico reseñable. Así, más interés causarán las propuestas que encaminan a la U.E hacia un proteccionismo diferente al estadounidense, basado en las barreras no arancelarias. Macron proponía un criterio de reciprocidad en los acuerdos comerciales y el “guante era recogido” por Merkel, quien planteaba que los productos intercambiados cumplan una serie de requisitos medioambientales y de seguridad para los consumidores.

 

Por último, habrá que ser cautos con el rebote de las ventas minoristas en Reino Unido durante el mes de abril; fruto de la comparativa con el mal dato de marzo ya que en las decisiones de gasto de los británicos está pesando más el recorte de su renta disponible que los máximos históricos del empleo.