Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Martes, 11 de diciembre de 2018
Pulse en el valor para ver ratios >
Publicado en Noticias Premium Lunes, 31 de julio de 2017 09:00

EEUU: El misterio de la inflación

Pablo Pardo (Washington) | Treinta y dos años después de su muerte, el legado de William Phillips está siendo puesto en cuestión. Phillips, prisionero de guerra de Japón en la Segunda Guerra Mundial, profesor de la London School of Economics (LSE) e ingeniero, es el autor de la curva que lleva su nombre: la archifamosa Curva de Phillips, que descubrió en 1958, y que establece que hay una correlación negativa entre inflación y desempleo.

Los detalles de la Curva de Phillips siempre han sido controvertidos, y han variado con el tiempo. En su origen, vinculaba salarios y desempleo. Después, la relación pasó a ser entre inflación y desempleo. Milton Friedman y Edmund Phelps limitaron su impacto al corto plazo. Pero su postulado básico nunca ha sido cuestionado. Ni su utilidad práctica: la Curva de Phillips planteaba una especie de menú a las autoridades económicas, que podían elegir, al menos hasta cierto punto, entre diferentes niveles de paro e inflación.

 

Hasta ahora. En Estados Unidos, la tasa de desempleo es del 4,4%. A lo largo de este año se han creado en promedio 194.000 nuevos empleos cada mes, es decir, un 68% más de los necesarios para dar trabajo a las aproximadamente 115.000 personas que se incorporan mensualmente al mercado laboral.

 

Vuelven las opciones

 

La población activa ha subido porque gente que había dejado de buscar trabajo de pura desesperación está volviendo al mercado laboral porque ve oportunidades de empleo. Eso es lo que ha hecho que la tasa de paro creciera en junio una décima a pesar de que se crearon 222.000 nuevos empleos, una cuarta parte más de lo esperado por el mercado. Con la tasa de paro no inflacionario en EEUU fijada por la Reserva Federal entre el 4,5% y el 5,7% de la población activa, el corolario está claro: EEUU necesita un endurecimiento de la política monetaria. Y lo necesita ya.

 

Y, sin embargo, los hechos apuntan a todo lo contrario: EEUU tiene pleno empleo, pero no inflación. La Curva de Phillips no funciona. En junio, con la tasa de paro en el 4,4%, los salarios solo crecieron en tasa interanual un 2,5%, menos, incluso, de lo esperado por el mercado.

 

PARA LEER EL ARTÍCULO COMPLETO PUEDE ACCEDER A LA ZONA PREMIUM