Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Lunes, 20 de noviembre de 2017
Publicado en Noticias Premium Lunes, 13 de noviembre de 2017 08:30

RU: las contradicciones entre los datos económicos y la situación política

Víctor Jímenez (Londres) | “No puedo creer que nadie se enfrente a una misión de esta escala sin haber considerado hasta el último detalle los beneficios, los costes, los términos a favor y en contra. Nadie en el sector privado se embarcaría en la mayor decisión de su vida sin haberla estudiado con todos sus directivos”.

 

Esto dijo Paul Drechsler, presidente de la Confederación de la Industria Británica, cuando Theresa May reveló a principios de noviembre que aún no había reunido a su gabinete al completo para discutir sobre el Brexit. “Ya es hora de que se ponga fin a este culebrón”, añadió Drechsler, exigiendo en nombre de la mayor organización patronal del país que May presente una “estrategia clara”.

 

No es la primera vez que Drechsler hace públicas sus críticas a May. La Confederación ha explicado que las empresas sí saben lo que van a hacer si no hay planes oficiales para iniciar el período de transición a principios de 2018: la mayoría pondrá freno a sus inversiones, y a sus programas de empleo.

 

PARA LEER EL ARTÍCULO COMPLETO ACCEDA A LA ZONA PREMIUM