Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Jueves, 16 de agosto de 2018
Pulse en el valor para ver ratios >
Publicado en NOTICIAS DESTACADAS Lunes, 12 de febrero de 2018 08:00

Sólidas referencias en EEUU y la Eurozona, aunque los mercados seguirán a merced de la volatilidad

Intermoney | En el arranque de la semana, la escasez de datos supondrá una fuente de riesgo al dejar a los mercados a merced de sus temores, después de caer el S&P500 casi un 10% desde sus máximos. En las cinco jornadas transcurridas hasta el pasado miércoles, las retiradas de los fondos de inversión en renta variable estadounidense alcanzaron los 34 mm. $, retroalimentando las caídas en un entorno donde el VIX ronda el 30%.

 

La volatilidad sigue presente y un buen ejemplo de ello fueron los movimientos de la Bolsa en Estados Unidos durante la sesión del viernes. Por lo tanto, los primeros compases de este lunes en Europa pueden ser agitados, aunque la situación puede ir mejorando gracias a las referencias en el otro lado del Atlántico. Sin referencias en el horizonte, podrían volver a “comprarse” los mensajes políticos americanos.

 

El viernes, el Congreso de los Estados Unidos daba luz verde al pacto presupuestario entre republicanos y demócratas. Dicho pacto permitía elevar el gasto público en 300 mm. $ y, a su vez, reabrir la Administración unas horas después del segundo cierre en un mes. En este contexto, Donald Trump dará a conocer los detalles de su plan de infraestructuras a última hora del lunes, enfatizando su intención de movilizar hasta 1,5 billones $ en inversiones durante los próximos años.

 

Luego, las miradas pueden retornar hacia las expectativas de un mejor desempeño de la economía estadounidense que se produciría con una inflación bajo control, como recordarán los datos de enero que se conocerán el miércoles. El IPC de Estados Unidos se situará por debajo del 2% a. por primera vez en los últimos cuatro meses y a nivel subyacente desacelerará una décima hasta 1,7% a., poniendo en valor el peor comportamiento de los precios de producción e importación del pasado diciembre. De forma que los niveles de precios seguirán permitiendo un endurecimiento gradual de la política monetaria sin pasos precipitados; un hecho que también se verá apoyado en los datos de consumo.

 

El avance de las ventas minoristas en un 0,3% m. durante el mes de enero vendrá explicado, en gran parte, por las alzas de precios. De forma que, en términos reales, los aumentos serán bastante comedidos, aunque sin poner en entredicho la tendencia positiva del consumo estadounidense. De la misma manera, se espera una evolución favorable de la confianza del consumidor según la Universidad de Michigan, pues el dato preliminar de febrero se mantendrá en niveles sólidos y superiores a los 95 puntos.

 

Los datos en Estados Unidos también contarán con la producción industrial de enero, la cual volverá a mostrar un buen comportamiento de la actividad manufacturera (0,3% m.) y el aumento del uso de la capacidad. Junto a los anteriores indicadores, conoceremos referencias sólidas vinculadas al sector residencial. En cuanto a estas, la tendencia positiva del gasto en construcción y los buenos niveles de las nóminas no agrícolas en el sector apuntan a una positiva evolución de las construcciones iniciadas, mientras que los permisos se mantendrán en niveles elevados y superiores a los 1,3 mill. a.

 

En Europa, los datos publicados en Reino Unido despertarán gran interés tras los mensajes más duros lanzados por el BoE en su última reunión. En concreto, se dará a conocer la ligera aceleración de la inflación subyacente en enero (2,6% a.), la cual convivirá con la recuperación de las ventas minoristas británicas en el mismo mes tras el deterioro de diciembre. Así, esto se sumará a unos datos algo mejor de lo esperado el pasado viernes, cuando conocíamos que la producción manufacturera crecía un 0,3% m. en diciembre y que el gasto en construcción sorprendía con un repunte del 1,6% m. en el mismo mes. Con todo, las miradas no se apartarán de lo político, ya que no debemos descartar novedades, sobre todo, tras los “sustanciales” desencuentros en la última ronda negociaciones del “Brexit” entre Londres y Bruselas.

 

En cuanto a la UEM, conoceremos la evolución de la producción industrial y la balanza comercial en el agregado del área durante el mes de diciembre, las cuales convivirán con la segunda estimación del PIB. Esta no hará más que confirmar el crecimiento del 0,6% trim. en la zona euro durante el cuarto trimestre, dado que todavía no se dará a conocer la desagregación por componentes; de forma que más atención acapararán las cifras nacionales.

 

En concreto, destacará la moderación de una décima del PIB de Italia (0,5% trim.), que contrastará con la aceleración en la misma cantidad del crecimiento de Portugal hasta 0,6% trim. Más interés deparará la primera estimación del crecimiento de Alemania del cuarto trimestre de 2017. Tal y como ya se adelantó, la primera economía de la UEM cerró 2017 con un avance del 2,5% en términos ajustados (el mayor ritmo desde 2011), lo cual nos permite plantear una desaceleración del PIB hasta 0,6% trim. en la parte final del año pasado, tras el repunte del tercer trimestre de 2017 (0,8% trim.). Dicha desaceleración no pone en duda la solidez del crecimiento germano, pues simplemente supone una atemperación lógica tras el fortísimo aporte en el tercer trimestre de la demanda externa. No obstante, deberemos prestar atención a los apuntes que acompañen a la publicación de los datos, pues desde la oficina nacional estadística de Alemania revelarán la recuperación del consumo privado en el cuarto trimestre después de su deterioro del trimestre anterior (-0,1% trim.).

 

También en Alemania se publicarán las cifras finales del IPCA de enero, cuya desaceleración de dos décimas hasta 1,4% a. no debe preocupar ante el buen arranque de año de los precios de los servicios (1,6% a. según los estándares nacionales). En nuestro país, el IPC ratificará su ralentización en enero hasta 0,5% a. (1,1% ant.) ante la bajada de los precios de la electricidad frente a la destacada subida que experimentaron el año anterior, mientras que los precios a nivel subyacente se mantendrán en 0,8% a.

 

Finalmente, desde la perspectiva asiática, la desaceleración del PIB japonés en el último trimestre de 2017 (desde 2,5% trim. a. hasta 1,0%) compartirá escena con el cierre de los mercados chinos, a partir de mitad de semana, por la celebración del Año Nuevo. En este sentido, cabe mencionar que el PBoCh ya ha garantizado la liquidez necesaria para evitar tensiones en China durante este periodo de inactividad.

 

Así, acaparará mayor atención el plano corporativo, pues destacarán los resultados de Heineken, Michelin, Randstad, Tui, Metro, Pepsico, Thyssenkrupp, Crédit Agricole, Crédit Suisse, Marine Harvest, Shire, Cisco Systems, Aegon, Lancashire, Christian Dior, Vivendi, Nestlé, Schneider, Airbus, Danone, Air France-KLM, Allianz, Renault, Eutelsat y Coca-Cola, entre otros.