Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Lunes, 10 de diciembre de 2018
Pulse en el valor para ver ratios >
Publicado en NOTICIAS DESTACADAS Viernes, 13 de abril de 2018 08:30

El S&P 500 podría batir las elevadas estimaciones de beneficios y devolver las bolsas a la tendencia alcista

Juan J. Fdez-Figares (Link Securities) | La posible operación de castigo que pretenden lanzar Estados Unidos y sus aliados contra el régimen sirio condicionó ayer en gran medida la sesión en las bolsas, para bien y para mal.

 

Así, este nuevo factor de incertidumbre comenzó pesando en el comportamiento de la renta variable asiática de madrugada y condicionó, para mal, la apertura de los mercados europeos. No obstante, un tweet del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en el que restaba inminencia al ataque sirvió para que los inversores en los mercados europeos se tranquilizaran, centrándose nuevamente en los fundamentos de los mercados y dejando algo de lado temas como la posible guerra comercial entre Estados Unidos y China y el conflicto de Siria.

 

Además, Trump, en una reunión que mantuvo con algunos legisladores de su partido, dijo que había ordenado a su equipo que retomaran las negociaciones con los países integrantes del Tratado de Comercio Transpacífico (TPP). Este hecho se sumó a un nuevo tweet del presidente señalando que las negociaciones con Canadá y Méjico sobre la modificación del tratado NAFTA evolucionaban de forma muy positiva. Los inversores interpretaron ambas noticias como un giro positivo en materia comercial de la Administración estadounidense, hecho que propició un muy buen comportamiento de la renta variable estadounidense desde el inicio de su sesión. Las bolsas europeas, a su vez, se vieron favorecidas por la evolución de Wall Street, lo que permitió a sus principales índices cerrar con importantes avances. En estos mercados los valores de corte tecnológico, las aseguradoras y los bancos fueron los que mejor lo hicieron. 

 

En Wall Street destacó el comportamiento de los valores financieros y de los industriales. En relación a los primeros, señalar que los inversores optaron por posicionarse de cara a las presentaciones de resultados trimestrales de las grandes entidades, presentaciones que comienzan hoy con tres de las más relevantes: Citigroup, Wells Fargo y JP Morgan. Todo apunta a que los bancos estadounidenses darán a conocer resultados muy positivos, apoyados en su actividad de trading, negocio que se ha visto muy favorecido en el 1T2018 por la elevada volatilidad de los mercados. Señalar, además, que ayer se dio por iniciada de forma oficiosa la temporada de publicación de resultados con la aerolínea Delta y la gestora BlackRock dando a conocer sus cifras, que en ambos casos superaron holgadamente lo esperado por los analistas.

 

Por último, señalar que la aparente rebaja de la tensión en relación a Siria provocó ayer una ligera caída del precio del crudo, algo normal tras las fuertes alzas de los últimos días. No obstante, el hecho de que la OPEP publicara una reducción en sus producciones el pasado mes, sirvió de sostén al precio de esta materia prima.

 

Hoy la posibilidad de que los aliados lancen una ofensiva contra posiciones del régimen de Assad en Siria volverá a condicionar el comportamiento de la renta variable europea cuando abran las bolsas esta mañana. En este sentido, señalar que Francia dijo ayer que sus técnicos habían demostrado la veracidad del ataque con armas químicas a la población civil rebelde por parte de las fuerzas del régimen sirio. Todo parece indicar que un ataque liderado por Estados Unidos y apoyado por este país y el Reino Unido podría ser inminente, aunque parece que existen divergencias en lo que hace referencia al alcance y el propósito del mismo, diferencias que se estarían negociando. Por su parte, el presidente sirio, Bashar al-Assad, está tratando de limitar el impacto de un ataque situando sus aviones de guerra bajo la protección de las defensas aéreas rusas. Además, los aliados pretenden que la mencionada intervención no provoque un duro enfrentamiento con dos de los principales aliados del régimen: Rusia e Irán. A lo largo del día las noticias que lleguen sobre este tema serán seguidas muy de cerca por los inversores, provocando un impasse de espera en las bolsas.

 

Por lo demás, y en el ámbito macro, señalar que durante la sesión se conocerán las cifras definitivas de la inflación del mes de marzo en Alemania y España, cifras que no creemos aporten nada nuevo, mientras que por la tarde en Estados Unidos se publicará la lectura preliminar de abril del índice de sentimiento de los consumidores, que se espera muestre un cierto deterioro respecto a su lectura final de abril.

 

No obstante, hoy la atención de los inversores, con el permiso del “conflicto sirio” la monopolizarán los resultados de los tres grandes bancos estadounidenses citados anteriormente. Los analistas han puesto en esta ocasión el listón muy alto, pero es factible que las compañías sean capaces de superarlo. De ser así, este podría ser el catalizador que necesitan los mercados de valores para retomar en el corto plazo su tendencia alcista, perdida a principios del mes de febrero pasado.