Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Domingo, 19 de agosto de 2018
Pulse en el valor para ver ratios >
Publicado en NOTICIAS DESTACADAS Jueves, 03 de mayo de 2018 08:30

La probabilidad de cuatro subidas de tipos de la Fed es del 50%, suficiente para inquietar a los inversores

Juan J. Fdez-Figares (Link Securities) | Tras haber estado la mayoría de ellas cerradas por la celebración del 1 de mayo, las bolsas europeas volvieron ayer “con ganas”, cerrando sus principales índices con sustanciales avances.

 

Las alzas estuvieron lideradas por los valores relacionados con las materias primas y por los valores industriales, ambos favorecidos por la publicación en China del índice de gestores de compra de los sectores de las manufacturas del mes de abril, el PMI manufacturas, que superó lo esperado por los analistas, apuntando a una ligera aceleración del ritmo de expansión de la actividad en este sector en el mes. Además, la estabilidad mostrada por el dólar durante toda la sesión, tras varios días de alzas ininterrumpidas, favoreció la recuperación de los precios de las materias primas minerales, los cuales mantienen una elevada correlación inversa con la divisa estadounidense. Por lo demás, comentar que los positivos resultados publicados por Apple, que permitieron al valor subir más del 4% durante la sesión, sirvieron en Europa para impulsar al alza a las acciones de algunos de sus proveedores, tal y como señalamos ayer que podría ocurrir. Tal fue el caso de las fabricantes de semiconductores Dialog y AMS, cuyas acciones cerraron la jornada con avances del 8,7% y del 7,0%, respectivamente. El Ibex 35, por su parte, tras varios meses fue capaz de ponerse en positivo en lo que va de ejercicio, superando con cierta solvencia el nivel de los 10.000 puntos durante la jornada.

 

En el ámbito macro, destacar la publicación de los PMI manufacturas de la Zona Euro, correspondientes al mes de abril, así como de la primera estimación del PIB del 1T2018 de la región. No hubo sorpresas, coincidiendo en general todas las lecturas con lo esperado por los analistas o quedando muy cerca de sus estimaciones. Lo cierto es que los datos corroboran que el crecimiento de la economía de la Eurozona se ha ralentizado en los primeros meses del ejercicio y que, todo indica, se ha estabilizado en el mes de abril. Este nuevo escenario macro complica las intenciones del BCE de seguir retirando estímulos monetarios, más aún cuando la inflación en la región se muestra esquiva, manteniéndose lejos del objetivo de cerca del 2%.

 

Pero “la gran cita” del día era y fue el comunicado post reunión que emitió el Comité de Mercado Abierto de la Reserva Federal (FOMC) tras la reunión de dos días que mantuvo. Tal y como esperábamos, la Fed no tocó su política monetaria, manteniendo sus tipos de referencia a corto plazo en el intervalo de entre el 1,50% y el 1,75%. Tampoco hubo grandes cambios en el contenido del comunicado, si bien el FOMC hizo más hincapié en la evolución reciente de la inflación, al señalar que la subyacente, que excluye para su cálculo los precios más volátiles de los alimentos y de la energía, se encuentra ya cerca del objetivo del 2%. Si bien es cierto, como hemos señalado, que el comunicado no aportó novedades, las bolsas estadounidenses terminaron por reaccionar de forma negativa al mismo, cerrando sus dos principales índices, el Dow Jones y el S&P 500, con caídas del 0,7%. El Nasdaq Composite, por su parte, aunque cerró también en negativo, mantuvo durante toda la sesión un mejor comportamiento relativo gracias a la fortaleza de las acciones de Apple, valor que mantiene en este índice una elevada ponderación. Los bonos, por su parte, no se inmutaron ante la publicación del mencionado comunicado, mientras que el dólar se revalorizó ligeramente. En esta Bolsa únicamente el sector de la energía acabó en positivo, apoyado en la fortaleza del precio del crudo, variable que obvió el fuerte incremento que experimentaron los inventarios semanales de petróleo en Estados Unidos.

 

En lo que hace referencia a la sesión de hoy, señalar que esperamos que las bolsas europeas abran a la baja, siguiendo así la estela de Wall Street ayer y de las bolsas asiáticas que han abierto esta madrugada –Tokio está cerrado por la celebración del Día de la Constitución en Japón y no volverá a abrir hasta el lunes–. A pesar de que el mencionado comunicado del FOMC no aportó grandes cosas nuevas, los inversores siguen temiendo que la Fed “se equivoque”, y suba sus tasas de interés de referencia tres veces más este año. De momento la probabilidad de que se produzca esa cuarta subida de las tasas oficiales en 2018 es solo del 50%, pero sigue inquietando mucho a unos inversores que ven en este factor un riesgo para la renta fija y para la renta variable.

 

Por lo demás, señalar que en la agenda macro del día destaca la publicación en Europa de la lectura preliminar de abril del IPC y, ya por la tarde y en Estados Unidos, de los índices adelantados de actividad de los sectores de servicios del mes de abril (PMI y ISM). Además, seguirá el “reguero” de compañía dando a conocer sus cifras trimestrales, destacando en la Bolsa española los de Grifols (GRF), Euskaltel (EKT) y Unicaja (UNI), mientras que en Europa destacan los de las compañías alemanas Adidas y Bayer.

 

Por último, destacar que el secretario del Tesoro estadounidense, Mnuchin, ha llegado a China para negociar con el Gobierno de este país las demandas que en materia comercial tiene Estados Unidos. Habrá que estar, por tanto, muy atentos a las noticias que se conozcan sobre el avance de las negociaciones, al ser este tema un serio factor de riesgo para los mercados de valores mundiales.