Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Jueves, 16 de agosto de 2018
Pulse en el valor para ver ratios >
Publicado en NOTICIAS DESTACADAS Lunes, 11 de junio de 2018 08:30

Cautela en las bolsas a la espera de la Fed y el BCE

Paula Sampedro (Link Securities) | En la semana que hoy comienza la atención de los mercados financieros se centrará en las reuniones de la Reserva Federal (Fed) estadounidense y del Banco Central Europeo (BCE).

 

Recordamos que se da prácticamente por descontado que la Reserva Federal (Fed) subirá sus tipos de interés en la reunión de dos días que mantendrá esta semana, y cuyo resultado conoceremos el miércoles. Más que la decisión de subir tipos, será importante analizar los posibles cambios en el lenguaje utilizado en el comunicado postreunión y, especialmente, la actualización de las proyecciones económicas y de expectativas de tipos de los miembros de la Fed, así como lo que diga su presidente, Jerome Powell, en la rueda de prensa, con el fin de perfilar si la Fed ya está pensando en llevar a cabo cuatro subidas de tipos en 2018 (dos más) ante la fortaleza que está mostrando la economía estadounidense o mantiene las tres subidas inicialmente previstas para 2018. Por el contrario, el BCE se encuentra ante el dilema de intentar avanzar en la normalización de su política monetaria antes de que el ciclo económico decaiga al tiempo que parece que la economía de la Eurozona ha seguido ralentizándose en el 2T208, aunque es posible que se haya visto afectada por factores extraordinarios, y que se trate de algo temporal. Antes de comenzar a subir tipos de interés, lo que no se espera hasta mediados de 2019, el BCE debe finalizar su programa de compra de bonos. Según una encuesta de Bloomberg casi un tercio de los economistas consultados esperan que el BCE proyecte el final de su programa de compra de activos tras la reunión de esta semana, mientras que casi la mitad cree que lo hará en julio. Por ello, el jueves los mercados financieros se mantendrán a la espera del comunicado y la rueda de prensa postreunión del BCE.

 

Además, la agenda macro de esta semana contiene importantes cifras: i) el lunes conoceremos la producción industrial de Italia y Reino Unido del mes de abril, así como la balanza comercial británica, también de abril; ii) el martes el desempleo de Reino Unido (mayo), el índice ZEW de confianza económica de Alemania (junio) y el IPC de Estados Unidos (mayo), cifra esta última que cobrará especialmente relevancia de cara al escenario de tipos en Estados Unidos, y teniendo en cuenta que la Fed publicará el comunicado de su reunión el miércoles; iii) el miércoles será el turno del IPC de España (mayo) y del IPC e índice de precios de producción de Reino Unido, ambos también del mes de mayo, de la producción industrial de la Zona Euro de abril (recordamos que la pasado viernes se publicaron cifras decepcionantes en sus dos principales economías, Alemania y Francia) y de los precios de producción en Estados Unidos (mayo); iv) el jueves será el turno de los IPCs de Alemania y Francia y de las ventas al por menor de Reino Unido y Estados Unidos, todos referentes al mes de mayo; y, finalmente v) el viernes conoceremos el IPC de mayo y la balanza comercial de abril de la Eurozona, el IPC de mayo y la producción industrial de abril de Italia y la producción industrial de mayo y sentimiento del consumidor de la Universidad de Michigan de junio en Estados Unidos.

 

Además, y aunque fuera de la agenda macro, definitivamente entre las citas importantes de la semana se encuentra la reunión que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el líder norcoreano, Kim Jong-Un mantendrán el martes y en la que se espera se trate la desnuclearización del país asiático. Los resultados de la reunión son difíciles de prever, aunque es posible que simplemente resulte en un primer contacto para iniciar un largo proceso de negociaciones.

 

Otro foco de atención será Italia en la que los planes fiscales del nuevo Gobierno, con una reducción de impuestos y un importante incremento en el gasto social desafían las normas sobre el déficit público de la Zona Euro, a pesar de que el Gobierno considera que con estas medidas impulsarán el crecimiento económico y reducirán el elevado endeudamiento del país. Por tanto, la prima de riesgo de los bonos italianos continuará siendo una referencia a seguir.

 

Igualmente, tras finalizar la cumbre del G7 (Estados Unidos, Canadá, Reino Unido, Alemania, Francia, Italia y Japón) sin el respaldo de Estados Unidos al comunicado conjunto, algo que no ha sorprendido dada la escalada de tono en las declaraciones de las distintas partes antes del inicio de la reunión, la tensión en las relaciones comerciales entre las principales economías del mundo continúa presente en el escenario bursátil, con la vista puesta ahora en la posible imposición por parte de Estados Unidos de tarifas arancelarias a la industria del automóvil, sector sobre el que abrió una investigación el mes pasado. Por su parte, Europa ha preparado una serie de contramedidas, de las que será informada la Organización Mundial del Comercio el próximo 1 de julio. Es posible que las conversaciones entre Europa y Estados Unidos se retomen en los próximos días.

 

Hoy esperamos que las Bolsas europeas abran con un buen tono, recuperando parte de los descensos del día anterior. No obstante, esperamos que, ante las importantes citas de la semana, los inversores mantengan la cautela y reduzcan su actividad en los mercados financieros a la espera de acontecimientos.