Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Viernes, 22 de junio de 2018
Publicado en NOTICIAS DESTACADAS Jueves, 14 de junio de 2018 08:30

El BCE necesita normalizar su política monetaria antes de que el ciclo expansivo llegue a su fin

 Paula Sampedro (Link Securities) | Las Bolsas europeas cerraron ayer de forma mixta en una jornada en la que los inversores se decantaron por la prudencia ante la reunión de la Reserva Federal (Fed), cuyo comunicado fue publicado a las 20.00 h (hora española), y la reunión que celebrará hoy el Banco Central Europeo (BCE).

 

Señalar que en la Bolsa española destacó el buen comportamiento de las acciones de Inditex (ITX), que se revalorizaron un 3% tras presentar unos resultados para su 1T2018 mejores de lo esperado por el consenso de analistas y en los que el grupo ha conseguido mantener los márgenes de explotación respecto al mismo trimestre del año precedente. Por otro lado, las cifras macroeconómicas publicadas en Europa no aportaron novedades al escenario bursátil.

 

Por su parte, los índices bursátiles estadounidenses cerraron con pérdidas, aunque moderadas, después de mantenerse toda la jornada prácticamente planos. La renta variable se vio presionada a la baja tras finalizar la reunión del Comité de Mercado Abierto (FOMC) de la Reserva Federal (Fed), en la que el organismo subió los tipos de interés de referencia en 25 puntos básicos y tras saberse que las expectativas de los miembros del comité apuntan a dos subidas de tipos más, esto es un total de cuatro subidas en 2018, en lugar de las tres que se esperaban a inicios de año. Además, el comunicado eliminó la referencia a que los tipos de interés probablemente permanecerán por debajo de la tasa neutral. Todo ello se tradujo en una subida de la rentabilidad de los bonos estadounidenses.

 

Hoy, la reunión del BCE será la principal cita del día. Es posible que el BCE aproveche la reunión de hoy para comenzar a discutir la finalización de su programa de compra de bonos (en principio programado para durar hasta septiembre), finalización que sería el paso previo antes de comenzar a subir los tipos de interés de referencia, lo que no se espera que ocurra hasta, al menos, mediados de 2019. Señalar que el BCE necesita normalizar su política monetaria antes de que el ciclo expansivo de la economía llegue a su fin ya que, de lo contrario, se encontraría muy limitado para poder volver a inyectar estímulos cuando sean necesarios. A esto hay que añadir que el BCE se está quedando sin bonos que comprar en algunos mercados. No obstante, al tiempo que el BCE debe avanzar con la retirada gradual de estímulos, se encuentra ahora con que las últimas cifras macroeconómicas publicadas para la Zona Euro apuntan a una progresiva desaceleración económica que estaría en marcha desde principios de año, a lo que hay que añadirle el deterioro de las relaciones comerciales con Estados Unidos y la incertidumbre política que atraviesa Italia (a pesar de que los peores escenarios se han descartado) y que podrían exacerbar dicha desaceleración. Por ello, hoy será importante escuchar la valoración que el presidente del BCE, Mario Draghi, hace al respecto; qué planes tiene para continuar retirando estímulos en los próximos trimestres, qué valoración hace de la realidad económica actual y cómo va a conjugar ambos.

 

Hoy esperamos una apertura ligeramente a la baja en las bolsas europeas, siguiendo la tendencia de cierre de Wall Street y la de las bolsas asiáticas esta mañana. Posteriormente, las Bolsas se mantendrán a la espera de que concluya la reunión del BCE –el resultado y el comunicado se publicarán a las 13.45 y la rueda de prensa se celebrará a las 14.30; hora española–.