Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Sábado, 22 de septiembre de 2018
Pulse en el valor para ver ratios >
Publicado en Noticias Premium Lunes, 09 de julio de 2018 07:30

Hacia emisiones con vencimientos u opciones de amortización más cercanas

Germán García (Merchbanc) | Nuestra cartera Merchbanc Renta Fija Flexible acumula un retorno negativo en 2018 del -2,08%, lo que supone un -0,35% respecto al cierre de mayo. La cartera estaba posicionada en estos primeros meses del año de cara a una normalización de tipos de interés en la Eurozona de una manera más rápida que la que finalmente se ha anunciado.

 

Invertimos la cartera para vernos beneficiados de una subida de rentabilidades de los bonos de gobierno, sobreponderando el sector financiero, que se vería favorecido por el estrechamiento de diferenciales de crédito, en especial en la deuda subordinada. Como los niveles de spreads nos parecían exigentes, rotamos las inversiones a emisiones con vencimientos u opciones de amortización más cercanas, para, en el caso de que se produjeran ampliaciones de diferenciales, no sufrir en exceso en las inversiones.

 

Buscamos valor en emisiones de crédito de nombres con buenos fundamentales, que nos ofrezcan pick-up adicional a la deuda pública, seleccionando el tipo de bono y tramo de deuda que mejor se adapte a nuestra visión de mercado. Esta sobreponderación al crédito explica gran parte de la rentabilidad negativa de cartera, estando penalizados por las ampliaciones de diferenciales que se han dado a lo largo del semestre, debido a varios factores:

 

 

  • Miedo al impacto que las tensiones comerciales puedan tener sobre la economía.

 

 

  • Exceso de oferta de papel en mercado primario corporativo, que al mercado le está costando digerir y que hace que se produzca un repricing de los bonos en secundario.

 

Todas estas incertidumbres, hacen que no sean descartables ampliaciones adicionales desde los niveles actuales, pero si las tensiones comerciales no se recrudecen y los indicadores económicos siguen dando síntomas de fortaleza, no deberíamos ver a los spreads de crédito en niveles mucho más elevados que los actuales.

 

PARA LEER EL COMENTARIO COMPLETO ACCEDA A LA ZONA PREMIUM