Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Miércoles, 14 de noviembre de 2018
Pulse en el valor para ver ratios >
Publicado en NOTICIAS DESTACADAS Miércoles, 25 de julio de 2018 07:45

Juncker y Trump, en el centro de atención

Juan J. Fdez-Figares (Link Securities) | Este miércoles, y como venimos adelantando desde hace días, será la reunión entre Juncker y Trump la que monopolice la atención de los inversores.

 

En principio no somos tan optimistas sobre el resultado de la misma como parece que sí lo son muchos inversores, ya que vemos complicado que la UE acepte la propuesta de “aranceles cero” para el sector del automóvil, propuesta que impulsa el presidente de Estados Unidos. Además, continuará la batería de presentaciones de resultados trimestrales, entrando en juego hoy dos de los grandes bancos europeos: el Santander (SAN) –sus cifras han estado ligeramente por debajo de lo esperado por el consenso– y el Deutsche Bank.

 

En el ámbito macro, destacar la publicación por la mañana de los índices IFO que miden el clima empresarial en Alemania, correspondientes al mes de julio y que está previsto que vuelvan a ceder terreno, y, ya por la tarde y en Estados Unidos, de las ventas de nuevas viviendas de junio.

 

Para empezar, esperamos que las bolsas europeas abran a la baja, ejerciendo los resultados empresariales como las principales referencias para los inversores. Por la tarde la atención girará hacia Washington y hacia todo lo que haga referencia, noticias y rumores, a la reunión entre Juncker y Trump.   

 

Positiva sesión la de ayer en los mercados de valores europeos, en la que los inversores optaron por ver el “vaso medio lleno”, posicionándose de cara a la importante reunión que mantendrán hoy en Washington el presidente de la Comisión Europea y el de Estados Unidos.

 

Así, los inversores se mostraron optimistas sobre el devenir de la reunión entre Juncker y Trump, “convencidos” de que las dotes negociadoras y el “encanto” del primero “seducirán” al segundo, logrando acercar posturas en lo referente a la “crisis de los aranceles”, que atañe directamente al sector del automóvil, sector estratégico para Europa. Este “optimismo” se trasladó ayer a los mercados de renta variable europeos, en los que sectores como el de las materias primas minerales, el del automóvil y el bancario –en este caso se recibieron de forma muy positiva las cifras dadas a conocer por la entidad suiza UBS–, de los más castigados últimamente por los inversores, fueron los que mejor se comportaron. Por su parte, los valores de corte defensivo, como los del sector de las utilidades, de alimentación o de telecomunicaciones se quedaron algo rezagados. Destacar, igualmente, que en el positivo comportamiento de algunos valores tuvieron mucho que ver los resultados que estos dieron a conocer, como fue el caso de Peugeot, cuyas acciones cerraron con un alza de casi el 15% tras ser capaz la compañía de superar las cifras esperadas por los analistas y lograr alcanzar beneficios con la marca Opel.

 

En el ámbito macro, señalar que ayer se publicaron en la Zona Euro y en Alemania y Francia las lecturas preliminares de los índices adelantados de actividad de los sectores de servicios y de las manufacturas. Las lecturas estuvieron ligeramente por debajo de lo esperado, apuntando a un crecimiento moderado en la región en el mes de julio, inferior, no obstante, al de junio, crecimiento que por el momento no debe inquietar al BCE, que entendemos seguirá con la idea de dar por finalizado su programa de compra de activos en los mercados secundarios a finales de año. Sin embargo, el actual ritmo de crecimiento de la economía de la Zona Euro creemos que no será suficiente para impulsar al alza la inflación subyacente en la región, que se mantendrá muy por debajo del objetivo de cerca del 2% establecido por el BCE. En este escenario, los tipos de interés oficiales se mantendrán bajos por muchos meses una vez acabado el mencionado programa de compra de activos. Dicho esto, señalar que la reacción ayer de los distintos mercados financieros europeos a los datos fue marginal, con los inversores centrados en otros temas como la guerra de aranceles y los resultados empresariales. 

 

En Wall Street la sesión fue de ida y vuelta, sobre todo en lo que concierne al índice Nasdaq Composite, que durante las primeras horas de la jornada logró marcar nuevos máximos históricos, apoyado en el gran comportamiento del gigante tecnológico Alphabet (matriz de Google), que la noche anterior había “batido” las expectativas de los analistas con unos resultados trimestrales muy por encima de lo esperado, lo que llevó a sus acciones a abrir con fuerza al alza y a alcanzar un nuevo máximo histórico al cierre de la sesión. En este mercado también destacó el positivo comportamiento de los valores relacionados con las materias primas minerales, animados éstos por las noticias de que China estaba estudiando la aplicación de nuevas políticas fiscales expansivas para contrarrestar el impacto negativo de los aranceles estadounidenses en su economía. Igualmente, destacó el comportamiento del sector de las telecomunicaciones, apoyado en la positiva recepción que tuvieron las cifras de Verizon, y del sector de la energía, gracias al repunte del precio del crudo durante la sesión.