Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Lunes, 10 de diciembre de 2018
Pulse en el valor para ver ratios >
Publicado en NOTICIAS DESTACADAS Martes, 07 de agosto de 2018 08:30

Las tensiones comerciales de EEUU con China e Irán y los últimos resultados, en el foco de atención

Paula Sampedro (Link Securities) | Las bolsas comenzaron ayer la semana con ligeras pérdidas en la mayoría de las plazas europeas, en una jornada en la que los índices se mantuvieron en un estrecho rango de trading, sin grandes titulares que los movieran, y en la que la precaución ante la escalada de las tensiones comerciales entre EEUU y China se hizo patente en el mercado.

 

Destacó la recuperación de los bonos italianos, tras el fuerte castigo de la semana pasada y después de que el pasado viernes el Gobierno del país anunciara tras el cierre del mercado que había recomprado casi 1.000 millones de euros de su propia deuda a corto plazo. 

 

Por su parte, las bolsas estadounidenses consiguieron cerrar en positivo, en una sesión en la que los índices bursátiles fueron de menos a más, y en la que los buenos resultados empresariales publicados consiguieron contrarrestar la preocupación sobre las tensiones comerciales, aunque se observó cierto refugio de los inversores en los bonos y en el dólar (que subieron). Destacó el comportamiento del índice tecnológico Nasdaq y del índice de empresas de pequeña capitalización Russell 2000, que cerraron con una subida por encima del 0,6%, frente al S&P 500 (+0,35%) y Dow Jones (+0,16%). Señalar que el S&P 500 se quedó a menos de un punto porcentual del récord alcanzado en enero. También destacó la subida de las acciones de Facebook en más de un 4% tras publicar el diario The Wall Street Journal que el gigante tecnológico ha pedido a los bancos que compartan información de sus clientes para ofrecer nuevos servicios a sus usuarios.

 

La agenda macro de ayer fue muy ligera. La principal cita de la jornada fue la publicación de los pedidos industriales de Alemania en el mes de junio, que registraron un descenso mucho mayor de lo esperado, situando la tasa interanual en terreno negativo por primera vez en casi dos años, evolución que podría haberse visto lastrada por la incertidumbre generada por las tensiones comerciales entre la UE y EEUU. En este sentido, hoy se publica en Alemania la producción industrial del mismo mes que, en la misma línea, podría resultar también mucho peor de lo esperado, así como la balanza comercial de junio. Posteriormente, por la tarde será la encuesta JOLTS sobre vacantes de empleo en EEUU la que centre la atención de los inversores. Aunque la encuesta corresponde al mes de junio y el pasado viernes ya se publicaron las cifras de creación de empleo de julio, las de hoy nos darán nueva información sobre el mercado laboral estadounidense y, en concreto, sobre la demanda de trabajo insatisfecha.

 

Por otro lado, y en el ámbito geopolítico, señalar que ayer la Administración estadounidense llevó a cabo la reimposición de las sanciones económicas a Irán, que habían sido retiradas tras alcanzar un acuerdo nuclear en 2015 con la Administración estadounidense anterior. Esto, y una inesperada caída de la producción de crudo de Arabia Saudita en julio, impulsaron ayer el precio de esta materia prima al alza.

 

Hoy esperamos que las bolsas europeas abran al alza, apoyándose en el buen comportamiento de Wall Street ayer y de las bolsas asiáticas esta mañana. Posteriormente, los inversores contarán con la publicación de los resultados de varias compañías de relevancia, que junto a la ligera agenda macro de hoy son las principales citas del día. A falta de nuevos titulares en el plano comercial no esperamos gran actividad en las bolsas.