Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Lunes, 20 de agosto de 2018
Pulse en el valor para ver ratios >
Publicado en NOTICIAS DESTACADAS Viernes, 10 de agosto de 2018 18:00

La crisis de Turquía desata una oleada de ventas: el Ibex se deja un -1,56% arrastrado por la banca

Felipe López-Gálvez (Selfbank) | Las bolsas europeas y en menor medida las americanas han sufrido un severo varapalo a cuenta de los problemas económicos de Turquía. El ataque de los mercados internacionales al país ha tenido su punto álgido hoy, día en el que la lira ha perdido un 13% de su valor frente al euro.

El Ibex, que iba camino de cerrar la semana en positivo, se ha dejado un -1,56% arrastrado por el desplome del sector bancario. Le queda el consuelo de no haber perdido los 9.600 puntos. El castigo ha sido más acusado en otras bolsas europeas como la de París (-1,59%), Fráncfort (-1,99%) o Milán (-2,50%).

 

El dinero de las bolsas ha ido a parar a la renta fija y a divisas como el dólar o el yen. El eurodólar ha bajado hasta el 1,14 hasta mínimos de hace más de un año. En el mercado de deuda ha bajado del 0,37% al 0,31% la rentabilidad del bono alemán provocando un repunte de la prima de riesgo española hasta los 109 puntos básicos.

 

El pesimismo se ha empezado a respirar desde antes de la apertura tras unos comentarios del BCE mostrando su preocupación por el impacto que pudiera tener la situación de Turquía en las entidades con presencia en el país. El que más tiene que perder es el español BBVA, para el que Turquía representa un 14% de su cartera total de créditos concedidos. También tienen una presencia relevante allí otros bancos europeos que han sufrido importantes descensos en el día de hoy: Unicredit (-4,7%) , BNP Paribas (-3%) o ING (-4,7%).

 

Los mercados esperaban ansiosos la rueda de prensa que el presidente Erdogan y su ministro de finanzas este mediodía. Lejos de calmar los ánimos, sus declaraciones han elevado la preocupación al decir que el país no tiene problemas macroeconómicos y tras hacer un llamamiento casi desesperado para que la población turca comprara liras. Por si fuera poco, en medio de la comparecencia, Donald Trump ha anunciado que EE.UU. duplicará los aranceles de acero y aluminio provenientes de Turquía.

 

BBVA ha sido el valor más negociado del Ibex y también el más castigado (-5,16%). La entidad, que se ve directamente afectado por la caída de la lira turca y del precio de los bonos turcos que tiene en cartera, teme también un aumento de la morosidad en un país en el que tiene más de 45.000 Mn€ en préstanos concedidos. El resto de bancos también se ha visto contagiado produciéndose recortes de más del 2% en Santander, Bankia, Caixabank y Sabadell. Entre los pocos valores que han cerrado en verde hemos visto a la imprevisible DIA, que hoy ha sumado un 1,34%.

 

En medio de esta tormenta se han ido publicando una serie de indicadores macroeconómicos que han quedado en un segundo plano. En primer lugar el PIB de Japón, que creció en el segundo trimestre un 1,9%, medio punto más de lo previsto. Sí ha cumplido con los pronósticos el PIB de Reino Unido, que creció un 1,3% en ese periodo. El dato más importante ha sido el IPC de julio en EE.UU., que se mantiene en el 2,9%.

 

En petróleo nadaba a contracorriente y conseguía subir de precio durante la sesión. La IEA ha publicado un informe en el que prevé que la demanda global de crudo crezca un 1,5% en 2019 hasta los 100,7 millones de barriles diarios.