Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Domingo, 26 de mayo de 2019
Pulse en el valor para ver ratios >

Felipe López- Gálvez (SelfBank) | En una sesión que ha ido de menos a más, el Ibex ha cerrado con un avance del 0,56% que le deja a las puertas de batir los 9.581 puntos que marcan sus máximos de 2019. Algo más rezagados han quedado otros índices europeos como el CAC francés (+0,10%) o el DAX alemán (+0,13%). En Londres, la subida de la libra esterlina le ha pasado factura al FTSE, que se ha dejado un -0,30%.

Felipe López- Gálvez (SelfBank) | La bolsa española ha logrado sobreponerse a la maldición que ha perseguido siempre a las sesiones postelectorales. Acostumbrada desde los años 90 a caer estrepitosamente cada vez que se celebraban unos comicios, en esta ocasión ha cerrado en los 9.517 puntos, que podría haber superado de no ser porque pesos pesados como Inditex y Santander han descontado dividendo en el día de hoy. El Ibex 35 ha subido un 0,12% y el Ibex con Dividendos un 0,53%.

Alvise Lennks (Scope Ratings) | En este momento, las implicaciones del resultado de las elecciones para la calificación de España (A-/Estable) no están claras, ya que no hay certeza de qué gobierno se formará y qué políticas se aplicarán en última instancia. Sin embargo, está claro que sólo Pedro Sánchez, el líder del Partido Socialista (PSOE), puede formar el próximo gobierno de España dada la derrota histórica del conservador Partido Popular (PP) (bajando a 66 desde 137 escaños), lo que refleja el avance de Ciudadanos (con 57 escaños frente a los 32 anteriores), así como el ascenso del partido de derechas de reciente creación Vox (24 escaños). Tras las terceras elecciones en cuatro años, el panorama político español ha pasado de ser un Estado bipartidista tradicional, a un sistema más fragmentado y polarizado.