Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Lunes, 20 de noviembre de 2017
Publicado en CONSENSO Miércoles, 30 de agosto de 2017 00:00

Las Socimis españolas viven un 'boom' sin paragón en Europa

Fernando Barciela | Casi 10 años después del estallido de la gran burbuja inmobiliaria, España vuelve a mostrarse emocionada con su particular habilidad para reactivar el ladrillo en todos sus formatos. Emocionante es la palabra, porque el espectacular ‘revival’ del sector –por el que nadie apostaba hace tres o cuatro años– es tan fuerte que no hay día que no genere artículos e informaciones que podríamos calificar de eufóricos. ¿Les suena?

 

Claro que los datos son los datos y estos son más que excelentes. Si nos centramos en las Socimis, las protagonistas del mercado inmobiliario en la actual etapa, la verdad es que sus cifras son impresionantes. Las cuatro Socimis presentes en el Ibex (Colonial lleva poco tiempo) desde el 2014 han logrado en estos tres años revalorizaciones superiores al 40% y 60%. Merlin Properties ha incrementado su valor en un 43%; Hispania un 66% y Axiare un 64%. Solo Lar se descuelga de la tendencia con un 6%.

 

Las 10 más grandes ya suman, así, una capitalización de 16.700 millones de euros. Merlin vale 5.500 millones y Colonial 3.100. Algo que es totalmente lógico si tenemos en cuenta que este semestre, por ejemplo, los beneficios de estas empresas se han disparado estratosféricamente. Los de Colonial han subido un 90% (¡en un año!); los de Lar un 50%, los de Axiare un 36% y los de Hispania un 35%.

 

¿Cómo han logrado el ‘milagro’? Ha habido varias causas, entre las que sobresalen el aumento de las actualizaciones de los activos propiedad de estas empresas y también el fuerte incremento de las rentas, que ha provocado su correspondiente aumento de los ingresos. Lar, por ejemplo, ha logrado incrementar sus ingresos por rentas un 40% e Hispania un 16%.

 

Colonial ha anunciado que las renovaciones de los contratos de alquiler se han traducido en un incremento del 16%. Un incremento asombroso en un solo año y que vuelve a mostrarnos que en España, cuando el ladrillo sube, sube de verdad.

 

Claro que este ‘boom’ de los precios inmobiliarios no es casual ni caprichosa. España crece al 3% y las empresas necesitan espacio de oficinas y logístico, espacio cada vez menos disponible teniendo en cuenta que en Madrid y Barcelona las posibilidades de lanzar al mercado nuevos metros cuadrados son difíciles, sobre todo con los actuales ayuntamientos

 

Algo parecido está ocurriendo con los hoteles, que están viviendo también un ‘boom’ de ocupación y tarifas sin precedentes. Por ejemplo, la ocupación media de los hoteles de Hispania (con 11.000 habitaciones en 38 hoteles) alcanzó el 83% durante el primer semestre mientras que el ingreso total medio por habitación (RevPar) subió un 10%.

 

Hay que tener en cuenta que este incremento de los ingresos se debe a que buena parte de estos activos están en manos de Socimi, que han modernizado la mayor parte de oficinas, centros comerciales, hoteles y parques logísticos que han adquirido por lo que los están alquilando a mayor precio.

 

Esto por lo que respecta a los ingresos. Por lo que afecta a las valoraciones, es evidente que estas tenían que subir, dada la enorme actividad compradora de estas sociedades. Desde el 2014, cuando apenas había alguna Socimi pequeña en el MAB, se han creado gigantescas sociedades de este tipo, que no han parado de hacer adquisiciones de activos al punto de que Merlin acumula cerca de 10.000 millones y Colonial casi 9.000.

 

Ahora mismo hay cinco grandes Socimis en el Ibex (participadas por bancos y grandes inversores internacionales) y unas 35 pequeñas y medianas en el MAB. Todas activas en el mercado de compra venta, compitiendo por los mejores activos que quedan, que son cada vez menos: lo que explica que estén subiendo de precio a gran velocidad.

 

Y esto no es todo. El ladrillo residencial, en el que invierten –para alquilar– muchas Socimi, empieza también a mostrar señales de euforia. Algunos expertos han ‘advertido’ ya que la demanda residencial alcanzará las 500.000 viviendas en uno o dos años. ¡Y esto sí que era imprevisible!  

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.