Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Jueves, 23 de mayo de 2019
Pulse en el valor para ver ratios >
Publicado en CONSENSO Viernes, 13 de julio de 2018 12:15

La preocupación por el comercio adquiere una importancia central

Allianz | Conforme el Mundial de fútbol va llegando poco a poco a su fin, después de dejarnos algunos resultados muy sorprendentes, también el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, nos brindó una sorpresa la semana pasada: Estados Unidos ha preparado una nueva lista de otros productos de exportación chinos, por valor de 200.000 millones de dólares, sobre los que aplicar aranceles de importación adicionales del 10%.

 El enfrentamiento comercial entre las dos mayores economías del mundo, Estados Unidos y China, pasa así a la siguiente ronda y sigue intensificándose. Y es que ya el pasado viernes la Casa Blanca había impuesto aranceles del 25% sobre importaciones de mercancías de China por valor de 34.000 millones, a lo que este último país respondió con sus propios aranceles sobre productos estadounidenses por un valor equivalente (véase el Gráfico de la semana).

 

Mientras China hablaba de “la mayor guerra comercial de la historia”, expresando la preocupación por las relaciones de comercio entre los dos países, el reciente anuncio no solo sacudió al mercado local de renta variable en Asia —que, con todo, pudo recuperarse en el curso de las operaciones bursátiles—, sino que también repercutió sobre el yuan (CNY). Aun así, no parece estar prevista una devaluación activa del CNY como reacción a las tensiones comerciales con Estados Unidos sobre todo en atención a las posibles consecuencias de la fuga de capitales, la pérdida de confianza de los inversores y la inestabilidad de los mercados financieros. De cualquier modo, deberíamos seguir contando con un incremento de la volatilidad en la moneda nacional china.

 

En cuanto a la situación económica, si bien en el segundo trimestre los datos económicos han empeorado, empezando por los de Europa, Japón y algunos países emergentes como Brasil y Turquía, hasta ahora la corrección ha sido bastante moderada gracias a la sólida evolución de Estados Unidos y China.

 

Ahora bien, hay que decir que las potenciales repercusiones adversas del conflicto comercial iniciado por Estados Unidos no han tenido (todavía) su reflejo en los datos económicos en general. Sin embargo, los analistas reaccionaron al frágil entorno con las primeras revisiones a la baja de sus ambiciosas estimaciones de crecimiento para ciertos países, aunque, al mismo tiempo, volvieron a revisar al alza sus previsiones para Estados Unidos.

 

Por otro lado, los indicadores de inflación se recuperaron, impulsados sobre todo por el aumento del precio del petróleo. Si bien muy probablemente se ha superado ya el punto máximo de la dinámica del crecimiento de la economía dentro del ciclo actual, ya de cara al segundo semestre de 2018 la economía mundial parece encaminada a seguir creciendo ligeramente por encima de su potencial. No obstante, últimamente los riesgos de caída que amenazan este escenario han aumentado de forma considerable.

 

El enquistado conflicto comercial podría reflejarse, al menos parcialmente, en la próxima temporada de presentación de resultados del segundo trimestre de 2018. Ya en la antesala de dicha temporada, se han realizado ajustes en las previsiones de crecimiento de los beneficios empresariales, sobre todo de empresas de los mercados emergentes; en este sentido será interesante también ver si el aplanamiento de la curva de tipos repercute sobre los informes de resultados de los bancos (estadounidenses) y, de ser así, hasta qué punto. Según las previsiones de consenso, habrá un crecimiento de los beneficios de alrededor del 20% en Estados Unidos (S&P 500) y de cerca del 8% en Europa (Stoxx 600).

 

 

PARA ACCEDER A LAS CLAVES DE LA PRÓXIMA SEMANA ACCEDA AQUÍ  

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.