Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Domingo, 19 de agosto de 2018
Pulse en el valor para ver ratios >
Publicado en CONSENSO Miércoles, 25 de julio de 2018 12:00

Poco probable que haya sorpresas en las reuniones del BCE y el FOMC este mes

Franck Dixmier (Allianz GI) | Con las reuniones de julio del BCE y la Fed en el horizonte, esperamos un mes tranquilo para la política monetaria, con pocas posibilidades de sorpresas. Seguimos esperando dos alzas más de la Reserva Federal en 2018, mientras que el momento del primer aumento de tipos del BCE será un hito fundamental para los mercados.

 

La reunión de junio del consejo de gobierno del Banco Central Europeo (BCE) aportó mucha información, con el anuncio del fin de la expansión cuantitativa (QE). Es poco probable que se anuncie cualquier otro cambio importante durante la reunión de julio. Esperamos que la conferencia de prensa se centre en la evolución del forward guidance y la política de reinversión de los bonos que están por madurar.

 

Dicho esto, es probable que el BCE se enfrente a preguntas sobre sus intenciones, en particular con respecto a los tipos. La última vez, el presidente del BCE, Mario Draghi, dijo que "los tipos se mantendrán en su nivel actual, al menos hasta el verano de 2019", una declaración que consideramos a la vez demasiado precisa y demasiado vaga. Fue sorprendente ver al BCE atarse las manos en el momento de su primera subida de tipos, un hito fundamental para los participantes del mercado.

 

Pero una vez traducida, la declaración parece tener diferentes significados en diferentes idiomas: de acuerdo con los textos en francés y alemán del BCE, la primera subida será" durante el verano", mientras que en inglés y otros idiomas se lee como" después del verano". Ciertos miembros del BCE han expresado públicamente la necesidad de centrarse en los datos entrantes para orientar el momento adecuado para la primera subida, una opinión que, en nuestra opinión, es compartida por la gran mayoría de los miembros del consejo del BCE.

 

Lograr el equilibrio correcto entre un enfoque hawkish y uno dovish ha permitido al BCE anunciar la implementación del final del QE sin problemas. Pero la falta de flexibilidad en torno al anuncio de la primera subida de tipos podría ser un problema más adelante.

 

En términos de credibilidad, será muy difícil para Draghi dar un paso atrás ahora, y por lo tanto no esperamos ningún cambio este mes. Las preguntas más profundas y difíciles vendrán más adelante en el año, sobre cómo puede cambiar el forward guidance a futuro, teniendo en cuenta la evolución del riesgo, la evolución del mercado y los datos económicos. La falta de opciones es una fuente de preocupación para el futuro y podría tener que evolucionar.

 

Otro tema importante para los mercados es claramente la política de reinversión para los bonos que están listos para madurar. Las reinversiones de bonos soberanos se establecen en un total de 150.000 millones de euros en los próximos 12 meses. Hasta hoy no ha habido una comunicación sustancial sobre la política de reinversión. Esperamos la comunicación de un marco transparente, probablemente con cierto grado de flexibilidad para divergir de la clave de capital del BCE a corto plazo, y más detalles sobre la capacidad de invertir en valores a más largo plazo para contrarrestar la pérdida de duración en la cartera.

 

Fed: centrada en la normalización

 

La economía de Estados Unidos sigue fuerte: las recientes declaraciones de Jerome Powell, presidente de la Reserva Federal, ante el Congreso fueron totalmente coherentes con la última reunión del Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC), ambos con un mensaje claro de confianza.

 

Powell sigue confiando en la capacidad de la Reserva Federal para continuar subiendo los tipos, como ya se ha comunicado al mercado. Es evidente que considera que un aumento gradual de los tipos es la mejor manera de mantener la inflación cerca del objetivo de la Fed.

 

El creciente proteccionismo y la amenaza de guerras comerciales siguen siendo riesgos a medio plazo –preocupaciones para 2019 o 2020, cuando el panorama es más incierto– en lugar de preocupaciones a corto plazo. Es por eso que el famoso “dot plot” de la Fed difiere más de las expectativas del mercado cuanto más se mira hacia el futuro.

 

A medida que los tipos de interés de los fondos de la Fed se aproximan al tipo de interés neutral –definido como el 2,9%– deberíamos esperar más flexibilidad en la comunicación de la Fed sobre el mercado para mantener un cierto grado de posibilidades. Para 2018, el objetivo sigue siendo la normalización, con una buena visibilidad para el próximo año. Seguimos esperando dos subidas, que están cerca de las expectativas del mercado, y creemos que la reunión no nos deparará sorpresas.  

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.