Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Domingo, 16 de diciembre de 2018
Pulse en el valor para ver ratios >
Publicado en CONSENSO Martes, 27 de noviembre de 2018 09:00

Es probable que las ventas en corto cobren aún mas ímpetu

Chandra Roy | Al comienzo de la crisis finaciera, la SEC (Securities & Exchanges Commission) prohibió la práctica de las ventas en corto al descubierto para las acciones y la deuda soberana si no se habían tomado prestados previamente. España, inicialmente introdujo una prohibición peródica y renovable a la venta en corto de acciones de bancos y compañías financieras en 2011, dicha prohibición terminó a finales de 2013.

 

La Unión Europea promulgó una regulación que entró en vigor el 1 de noviembre de 2012, prohibiendo la práctica de ventas en corto al descubierto para cualquier tipo de valor; se podían vender en corto valores siempre y cuando el valor o bono se hubiera tomado prestado antes, o hubiera un acuerdo formal para tomarlo prestado.

 

Además, si la posición neta de un determinado valor llegaba al umbral del 0,2% del capital social de una compañía, o a un nivel importante en el caso de deuda soberana, que se considera que es el 0,1% del total emitido hasta los 500 mil millones de euros y el 0,5% de ahí en adelante, habría que informar a la autoridad reguladora competente según el reglamento de la European Securities & Markets Authority (ESMA), con el requisito de informar de cada incremento del 50% sobre los umbrales iniciales. Después de llegar a un umbral del 0,5% es obligatorio hacerlo público.

 

A medida que la práctica de ventas en corto se volvió transparente en medio de una amplia cobertura informativa durante los años iniciales de la crisis financiera, adquirió una mala reputación como un medio especulativo diseñado y ejecutado para obtener ganancias beneficiándose de la exposición del inversor pasivo, haciendo desaparecer enormes cantidades de dinero de la valoración de unas determinadas acciones o de los mercados de valores, causando volatilidad o incluso afirmaciones de llevar a la banca rota al ver las compañías las valoraciones de sus activos netos erosionadas, o encontrar dificultades para captar nueva financiación.

 

Pero, con respecto a esto, la práctica de ventas en corto, al descubierto o no, había sido habitual antes del comienzo de la crisis financiera, especialmente las ventas en corto al descubierto dentro del mismo día, práctica que desde entonces está prohibida. Hoy, esto continúa siendo así. Sin embargo, ahora bajo una estricta regulación, solo distribuidores primarios/creadores de mercado pueden hacer ventas en corto al descubierto, disfrutando de ciertas exenciones de los reguladores, mientras que otros agentes del mercado tienen primero que tomar prestadas los activos como premisa para poder venderlos en corto. 

 

Vender en corto es en realidad una práctica común entre todos los participantes en el mercado incluyendo individuos privados y la mayor parte de los reguladores del mercado la consideran una práctica necesaria por razones que tienen que ver con la fijacion del precio verdadero de los valores y las correcciones de valores sobrevalorados, pero también para suministrar liquidez, en especial en el caso de nuevas emisiones o activos con poca liquidez.

 

Ya sea en el caso de mercados de valores o renta soberana, los valores se toman prestados con facilidad en mercados de prestamo y recompra dinámicos que se han convertido ellos mismos en lugares en los que activamente los títulos se prestan y toman prestados independientemente de su papel en estrategias de ventas en corto.

 

Los mercados de préstamos de bonos y de repos están sujetos a su propio conjunto de reglas como se expone en Global Master Securities Lending Agreement (GMSLA) en el caso de los primeros y en the Global Master Repo Agreement (GMRA) en el caso de instrumentos de deuda, estos son contratos bilaterales entre entidades individuales que se firman, una vez llevadas a cabo satisfactoriamente las debidas diligencias sobre el riesgo de contraparte. Los derivados se usan como un híbrido para sustituir la adquisición de activos sin tener la propiedad y supeditados a ventas en corto, como en el caso de los ETFs inversos que replican los índices bursatiles, permitinedo que los instrumentos apalancados genere beneficios cuando bajan los mercados.

 

Sin embargo, no pueden estipular una exposición específica, que es parte consustancial de una estrategia de ventas en corto. No obstante, los usan mucho los fondos que buscan rendimientos mas altos a través de estrategias agresivas de trading, los riesgos incluyen rendimientos compuestos, que podrían ser positivos o negativos, cuando las prórrogas diarias son parte de la estrategia, además de riesgos relacionados con el crédito y la liquidez. Swaps y otros derivados cotizados se encuentran también entre las opciones híbridas alternativas, sin embargo los mismos factores plantean una acumulación de condiciones que se pueden ver como engorrosas. Para las estrategias tradicionales de venta en corto, que son con mucho las mas habituales, los acuerdos OTC entre contrapartes pueden ser costosos cuando se tiene en cuenta el impacto de la volatilidad y la alta demanda de valores sometidos a escrutinio en los costes de de los préstamos, cuyos costes fijos y operacionales tendrían que tomarse en consideración junto con la inevitable imposición de márgenes y haircuts.

 

En este décimo aniversario de la crisis del mercado financiero, se puede ver claramente que los reguladores del mercado apoyan la estrategia de venta en corto de valores, mas que prohibirla. Esta práctica es probable que vaya cobrando mas ímpetu ya que se espera que en algún momento, una nueva legislación permitirá a las compañías de seguros y otros usuarios finales participar en el conjunto de valores que se ofrecen; actualmente, los prestatarios tienen que satisfacer sus necesidades a través de depositarios y otras firmas de trading por medio de acuerdos hechos a medida.  

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.