Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Jueves, 23 de mayo de 2019
Pulse en el valor para ver ratios >
Publicado en NOTICIAS DESTACADAS Jueves, 21 de febrero de 2019 08:30

El mercado descuenta TLTRO antes del verano

Juan J. Fdez-Figares (Link Securities) | En una sesión de continuas idas y vueltas y de escasa actividad, los principales índices de renta variable europeos cerraron con sensibles avances, apoyados en el buen comportamiento de los valores de corte más cíclico, especialmente de los industriales, concretamente de los del sector del automóvil, y de los relacionados con las materias primas minerales.

 

Por el contrario, los de corte más defensivo, como las utilidades, las inmobiliarias patrimonialistas y los de las telecomunicaciones se quedaron rezagados, lo que apunta a que los pocos inversores que ayer se mostraron activos se decantaron por incrementar sus posiciones de riesgo. Detrás de ello estaría el optimismo reinante sobre la posibilidad de que Estados Unidos y China entierren el “hacha de guerra” y alcancen un acuerdo en el ámbito comercial. Al cierre, casi la totalidad de los principales índices bursátiles de la región cerraron en máximos anuales.

 

Cabe destacar el comportamiento del sector bancario, que fue de menos a más durante la sesión, y que terminó celebrando, aunque de modo más moderado que el pasado viernes, el hecho de que el BCE parece dispuesto a poner en marcha nuevas subastas de liquidez ilimitadas, las conocidas como TLTRO. En ese sentido, Peter Praet, el economista jefe del BCE, reiteró que el Consejo de Gobierno de la institución tiene previsto discutir la puesta en marcha de nuevas rondas de financiación a largo plazo para los bancos de la Eurozona, aunque, en esta ocasión, las condiciones de estas subastas podrían variar respecto a la anterior ronda. El mercado comienza a descontar que habrá TLTRO antes del verano, algo que facilitará la financiación a una banca que en los próximos años tiene que hacer frente a importantes vencimientos, algunos relacionados con las anteriores subastas de liquidez ilimitada a largo plazo.

 

La sesión en Wall Street, por su parte, tuvo características similares a la jornada en Europa: los sectores que mejor lo hicieron fueron los cíclicos, con los valores relacionados con las materias primas, los bancos y los industriales a la cabeza de las alzas y con los de corte más defensivo a la cola de las mismas. Los volúmenes de actividad, al igual que ocurrió en las principales plazas europeas, fueron especialmente bajos, lo que resta mucha credibilidad al fuerte rebote que han experimentado los índices estadounidenses desde sus mínimos de Nochebuena. Ayer, estos índices volvieron a cerrar con ganancias, aunque muy limitadas, en sus niveles más altos del ejercicio, con el Nasdaq Composite terminando en positivo por octava sesión de forma consecutiva.

 

El principal foco de atención de la sesión fue la publicación de las actas de la reunión que mantuvo el Comité de Mercado Abierto de la Reserva Federal (FOMC) el pasado mes de enero. Las actas no hicieron más que confirmar que i) la Fed ha decidido adoptar una postura de “esperar y ver” antes de volver a subir sus tasas de interés de referencia, al menos hasta que el escenario macroeconómico global se clarifique; la moderación en los últimos meses de la inflación “juega a favor” de esta postura de la Fed; y que ii) el banco central estadounidense está dispuesto a terminar antes de los previsto con el proceso de reducción de su balance, proceso que está teniendo un impacto negativo en las condiciones de crédito en el país. Ambos puntos están más que descontados por las bolsas estadounidenses, por lo que su impacto en ellas ayer fue muy limitado. Destacar, no obstante, que en las actas se pudo apreciar una cierta división de opiniones entre algunos miembros del FOMC que esperan que la economía continúe lo suficientemente fuerte este año para justificar al menos otro aumento de la tasa y otro que no está tan seguro de que la inflación repuntará, lo que permitiría al banco central mantener sus tasas a los niveles actuales por más tiempo.

 

Hoy, y dejando al margen una agenda macro y empresarial muy intensa, los inversores volverán a centrar su atención en las negociaciones comerciales que están manteniendo en Washington las delegaciones de Estados Unidos y China, delegaciones a las que hoy se unen los “pesos pesados” como el representante comercial estadounidense, Lightizer, el secretario del Tesoro, Mnuchin, y el vice primer ministro chino, Liu He. Esta madrugada la agencia Reuters ha filtrado que ambas partes estarían ya dando forma a un borrador de acuerdo en el que se incluirían las líneas maestras del mismo, inclusos algunos puntos que el Gobierno estadounidense considera cruciales como todo lo referente al robo de tecnología y propiedad intelectual y a la apertura real de los mercados chinos a las empresas extranjeras. Esta “noticia” ha sido muy bien recibida en un principio por las bolsas asiáticas y por los futuros de los índices estadounidenses, que se han girado al alza. Entendemos que todo ello facilitará que las bolsas Europas abran hoy nuevamente al alza.

 

No obstante, a lo largo del día se darán a conocer importantes indicadores macroeconómicos, entre los que destacaríamos las lecturas preliminares de febrero de los índices adelantados de actividad de los sectores de las manufacturas y los servicios en la Zona Euro, Alemania, Francia y Estados Unidos. Estos índices, conocidos como PMIs, servirán para comprobar el estado real por el que atraviesan las principales economías occidentales, y si, en el caso de las europeas, la ralentización económica ha tocado fondo o, por el contrario, ha ido a más en el mes señalado.

 

Por último, y en la agenda empresarial, destacar que hoy cuatro de las mayores compañías de telecomunicaciones europeas darán a conocer sus resultados del último trimestre de 2018: Deutsche Telecom, Telecom Italia, Orange y Telefónica (TEF) –las cifras de la compañía española están en línea con lo esperado por el consenso de analistas de FactSet a nivel ventas pero han quedado por debajo a nivel explotación y beneficio neto, habiendo sido penalizados los resultados por el reconocimiento de gastos extraordinarios y por el impacto del tipo de cambio; en ese sentido, señalar que en términos orgánicos las cifras mejoran sensiblemente–. Además, y pertenecientes a otros sectores de actividad, destaca la publicación de los resultados de AXA, de Swiss Re, de Valeo, de Barclays, de BAE Systems y de Veolia, entre los de otras muchas compañías cotizadas. Día, por tanto, que puede ser muy productivo para los traders. 

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.