Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Miércoles, 23 de agosto de 2017

Por Miguel Navascués | Parece casi seguro que el BCE va a implementar algún tipo de QE, lo que siempre tendrá un efecto estimulante. Los precios podrían incluso subir, mientras el barril de petróleo sigue bajando. Esto podría ser el "inicio de una gran amistad" entre el BCE y los ciudadanos europeos. Sin embargo, que el BCE compre deuda pública a los bancos no quiere decir que éstos expandan su crédito al sector privado. Lo que genera dinero en el mundo moderno es la expansión del crédito bancario, no el banco central. Si el crédito privado está estancado, el único que puede crear dinero es el gobierno a través del aumento del gasto.

Washington | Por Pablo Pardo | La relajación cuantitativa que ha llevado a cabo la Reserva Federal podría haber producido, al menos en parte, justo lo contrario de lo que pretendía: un shock de oferta. Al menos, ésa es la propuesta de Ed Yardeni, ex economista de Deutsche Bank hoy convertido en consultor independiente y creador del famoso término bond vigilantes, para referirse a los operadores que venden bonos al primer atisbo de una política fiscal o monetaria que pueda entrañar un aumento de la inflación.  

Por Julia Pastor | Aunque la posibilidad de monetizar la deuda ha estado ahí casi desde el inicio de la crisis, el BCE ha optado por retrasar la medida. Sin embargo, el programa de compra de bonos soberanos está cada vez más cerca. El exiguo IPC alemán, que se situó en el 0,2% en diciembre -una décima menos de lo previsto- es la cifra más baja desde octubre de 2009. La fecha clave es el 22 de enero, cuando se celebre la próxima reunión del BCE. El aperitivo será la decisión de la corte europea sobre el OMT el 14 de enero.

FRANCFORT| Por Lidia Conde | Tener que pagar por los depósitos quiebra el alma del ahorrador aleman, que no acaba de comprender qué sucede, y ve con espanto la expansión de balance anunciada por Draghi. De hecho, para Alemania lo que está pasando en Japón es una pesadilla, y un aviso, cuando el PIB cae un 1,6% en el tercer trimestre. 

Ana López-Varela | “La OPEP no recortará su producción ni aunque el precio del barril caiga a los 20 dólares”. Las intenciones del ministro de Petróleo de Arabia Saudí, Ali al Naimi, son tajantes. Pero ¿cómo afectará al mercado la postura de la OPEP de mantener la cuota de producción en 30 millones de barriles al día? ¿Y cuáles son las previsiones que tienen los analistas sobre el crudo? En general, están esperando que los precios suban. Sin embargo, los operadores de futuros se posicionan de manera mucho más conservadora.

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.