Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Jueves, 26 de abril de 2018

Exane BNP Paribas | Insistimos en nuestros tres puntos cardinales de bajos precios del crudo, bajos tipos y baja inflación por un periodo largo de tiempo. Para los precios del crudo, no esperamos una situación de equilibrio hasta el 2017, por lo que la reciente subida no nos parece sostenible y esperamos una corrección en los próximos meses.

Bankinter | El Gobierno heleno ha aprobado un decreto para que el Estado disponga de la liquidez que tengan empresas públicas y ayuntamientos para afrontar los vencimientos más inmediatos y, particularmente, con el FMI entre el 1 y el 12 de mayo (970M€ en total, de los que 747M€ vencen el 12 y presentan un riesgo de impago superior).

CdM | Siguiendo la estela de los bonos soberanos de una decena de paíse europeos, la deuda española a corto plazo ya se vende en negativo. Primero fueron las letras a 6 meses, que el pasado 7 de abril registaron tipos negativos en el -0,002%, hoy ha sido el papel a tres meses, que se ha colocado a -0,029%. El Tesoro finalmente ha emitido un total de 2.570 millones de euros frente al objetivo máximo de 3.000 millones.  

Por Francisco López | La economía española está a la cabeza de Europa en crecimiento del PIB y se ha ganado la confianza de los inversores internacionales, pero algunos de sus indicadores siguen mostrando claros signos de debilidad. Según los datos validados por Eurostat, el déficit público de España se situó el pasado año en el 5,8%, el segundo más alto de la Unión Europea, sólo superado por Chipre. La deuda pública, por su parte, se disparó en 2014 hasta el 97,7% del PIB, casi ocho puntos por encima de la media de la UE, aunque en esta cifra lo verdaderamente relevante no es tanto el volumen (que es más alto en otros países europeos) sino el rápido crecimiento de la misma.

 

El otro indicador que no acaba de situarse en unas cifras razonables es el del número de parados. El INE publicará este jueves los datos del primer trimestre, pero según el Avance del Mercado Laboral que elabora Afi y Asempleo, el número de ocupados se reducirá en cerca de 96.000 personas respecto al trimestre anterior y la tasa de paro aumentará dos décimas hasta el 23,9%. Los números mejoran si se comparan en términos interanuales: el empleo aumentará en 522.000 personas.

 

El Gobierno español ha cumplido con el objetivo impuesto por Bruselas de reducción del déficit público, que ha pasado del 6,6% del PIB en 2013 al 5,8%, incluyendo el 0,1% correspondiente a las ayudas a la banca. Rajoy puede sacar pecho ante sus socios europeos y decir que él cumple con sus compromisos, pero, pese a todo, la economía española es la segunda de la UE con más déficit público.

 

Peor aún es la evolución del ratio de deuda pública en relación al PIB. En 2004 apenas alcanzaba los 390.000 millones de euros, el 45,3% del PIB. Según el último dato publicado por el Banco de España, la deuda del conjunto de las administraciones públicas cerró febrero con un nuevo repunte de 5.279 millones de euros, hasta alcanzar los 1,040 billones, el 98,3% del PIB. Por tanto, se ha más que duplicado en sólo 10 años y superará en este ejercicio, casi con toda seguridad, el 100% del PIB.

 

Estos indicadores de deuda pública, paro y déficit evidencian que a la economía española aún le queda un buen trecho por recorrer para que pueda ser considerada como un ejemplo de recuperación. Hay que pedir mucha cautela, aunque estemos en año electoral.  

BBVA Research | La tendencia de las variables observadas corrobora que la recuperación de la economía española se aceleró en la apertura de 2015. Con cerca del 90% de la información disponible para el 1T15, el modelo MICA-BBVA estima un crecimiento trimestral del PIB (t/t) en torno al 0,9%, en línea con el esperado por BBVA Research hace tres meses, que supondría una intensificación del ritmo de expansión desde el 0,7% en 4T14. El repunte de la actividad volvió a concurrir con una acentuación de la creación de empleo lo que, probablemente, habría dado lugar a una reducción marginal de la productividad aparente del factor trabajo.

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.