Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Domingo, 25 de junio de 2017

CdM | El Banco Central Europeo está dispuesto a actuar con rapidez si persiste la inflación baja, ha dicho el presidente del BCE, Mario Draghi, en el Congreso Europeo de Banca en Frankfurt. "Seguiremos cumpliendo nuestra responsabilidad, haremos lo que haga falta para elevar la inflación y las expectativas de inflación tan rápido como sea posible, como exige nuestro mandato para lograr la estabilidad de precio", afirmó Draghi . "Si en su actual trayectoria nuestra política no tiene suficiente efectividad para lograrlo, o si se materializan riesgos para las perspectivas de inflación, aumentaríamos la presión y ampliaríamos los canales a través de los que intervenimos, alterando el tamaño, el ritmo y la composición de nuestras compras según sea adecuado".

Barclays | El principal efecto positivo del QE en los bancos es reducir el coste de capital, pero los márgenes siguen muy vulnerables: los depósitos no pueden ser remunerados menos de lo que ya están y posiblemente el QE reduzca el coste de los préstamos, produciendo una reducción de los márgenes bancarios; quizás parcialmente compensados por el bajo coste de financiación de los TLTROs.

Crédito y Caución | La zona euro ha comenzado a recuperarse: la demanda interna se fortalece, la actividad aumenta y es probable que las empresas retomen la inversión, reforzando la contratación de trabajadores, el consumo y el crecimiento. Pero la recuperación no es robusta. Las brechas de producción y las tasas desempleo siguen siendo muy altas y el flujo del crédito todavía es tenue. En este entorno, según las conclusiones del informe, “el escenario más probable es uno de baja inflación persistente” que, en determinadas circunstancias, podría “conducir a la deflación”. Desde 2011, “la inflación anémica ha impactado todos los mercados de la eurozona, centrales y periféricos”. ¿Por qué? El informe recuerda que existe cierta controversia sobre si la inflación moderada o la deflación son realmente perjudiciales para la economía o sólo un subproducto de los ajustes necesarios. “La deflación impulsada por la innovación tecnológica y el crecimiento de la productividad es buena para la economía, mientras que la deflación impulsada por un entorno económico débil es perjudicial”, dice el informe. En ese sentido, el informe considera que la introducción de importantes reformas estructurales puede explicar la evolución de precios de España, Portugal o Grecia, pero no la de Francia, Países Bajos o Italia. En esos y otros casos, la debilidad económica es la explicación. La brecha de producción, que marca las diferencias entre el PIB potencial y el real, es “una buena medida de la holgura de la economía y, para todos los países de la zona euro excepto Alemania y Malta, la brecha sigue siendo considerable”. Ranking de Vulnerabilidad A tenor de las previsiones de crecimiento económico marginal y a la necesidad de profundizar en las reformas estructurales y fiscales, el informe difundido por la principal aseguradora de crédito española prevé que las tensiones a la baja sobre la evolución de precios se prolonguen durante los próximos cinco años. ¿Qué países serán los más propensos a verse afectados? Para establecer una lista de países más vulnerables, el informe ha seleccionado primero los mercados de la eurozona que presentan un déficit presupuestario superior al 3% que, en el marco de la Unión Europea, exigirá la implementación de nuevas reformas fiscales y estructurales. Además, tiene en cuenta las estimaciones de brecha de producción de estos mercados. Teniendo en cuenta ambas variables, el informe establece una lista de ocho países de la zona euro donde las tensiones de deflación serán mayores. España encabeza la lista, seguida de Portugal.  

Barclays | Según una encuesta que hemos hecho entre inversores, la mayoría espera que la OPEP reduzca la producción en 500 kbd, aunque últimamente parece que el numero de los que esperan que no recorten nada está creciendo.

Por Miguel Navascués | En un Working paper del BCE, "Financial fragility of euro area households”, se presenta un stress test de los hogares de la zona euro en casos en que las variables más relevantes –tipos de interés, renta, empleo, precio de la vivienda– sufrieran importantes alteraciones. Es un trabajo muy exhaustivo que concluye que, en su conjunto, los hogares de la zona euro son sólidos financieramente, pero que en algunos países "periféricos" los efectos de alteraciones de esas variables podrían afectar a su solvencia como prestatarios. ¿No son deliciosas estas frases que dicen que en una zona monetaria única grandes poblaciones de ciudadanos sufrirían grandes quebrantos?

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.