Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Lunes, 25 de junio de 2018

Por J.A. Santos | La valoración en Bolsa de las 60 empresas españolas analizadas asciende a 675.365 millones de euros al cierre de abril de 2015, lo cual supone una subida del +11,6% respecto al cierre de 2014. Según el consenso, el beneficio por acción medio ponderado de éstas empresas es de 0,97 € (+ 38,5% respecto al cierre del año).

Intermoney | La desagregación de los PIB de los principales países de la Eurozona ha confirmado una estructura mucho más sólida y donde el protagonismo recae en la mejora de la demanda interna, siendo este punto clave para promover una recuperación sólida y duradera. No obstante, la actual recuperación tiene un carácter cíclico y la necesidad de reformas persiste.

 

BBVA Research | El ritmo de recuperación de la economía española se aceleró en el arranque del 2015. El crecimiento del PIB en el primer trimestre (+0,9% t/t) es coherente con el escenario de BBVA Research, que contempla un avance de la actividad del 3,0% en 2015 y en torno al 2,7% en 2016.

UBS | El equipo de tipos de deuda publica su informe de estrategia semanal en el que no están de acuerdo con los argumentos de que el net issuance negativo de los próximos meses hará que los yields caigan de nuevo

Miguel Navascués | He leído, como me aconsejaba Pablo Bastida, el artículo de Ambrose Evans-Pritchard, que viene a decir que Grecia se va a salir con la suya, pues Europa no puede consentir, para su prestigio geoestratégico, la salida del Grecia del euro. Ver también Philip Stephens.

 

En el artículo de esta mañana, yo no hablaba de la salida de Grecia, sino de una solución razonable, transitoria, para que el país recuperase competitividad. Es una solución que ha sido avalada por Martín Feldstein, Soros, y otros.

 

Pero decía que era escéptico que lo permitieran, porque, entre otras cosas, no sería una solución equitativa para otros países. Seguramente en España, Italia y Portugal se elevarían voces más agudas contra el euro. Ya lo dijo bien claro De Guindos, aspirante eterno a la silla de Dissembloem: Grecia no saldrá del euro sí o sí.

 

En realidad, como pone en evidencia el artículo de AEP, la solución económica va a estar supeditada a la fuerzas políticas. Y esas fuerzas políticas son en gran parte "exógenas": EEUU y su prioridad de salvar el flanco sur del la OTAN.

 

Esa prioridad ya se tradujo en su tiempo en fuertes presiones para que se admitiera a Turquía en la UE. Es decir, EEUU no atiende a, pasa olímpicamente de, razonamientos económicos o culturales. Turquía no entró en la UE, lo que era esperable, pero otra cosa muy distinta es abrir el riesgo a una fisura estratégica en Grecia.

 

Lo que lleva a la siguiente conclusión: pase lo que pase, económicamente la solución será un desastre, porque Alemania no dará un paso hacia una mayor integración económica que ponga en peligro su equilibrio fiscal.

 

Por otra parte, el modelo de eficacia social alemán, tan acreditado, no es exportable a los países del sur. Ni siquiera a Francia. Lo ha sido a países culturalmente muy cercanos, como Austria, Holanda, Dinamarca (aunque está fuera del euro, ojo)... Sin embargo, ni Suecia ni Noruega lo han querido. Irlanda esta en él gracias a concesiones sobre los impuestos de capital, concesiones que Francia se quiere cargar.

 

Como explica Bill Mitchell en su "Eurozone Dystopia", el euro es una pieza política de primera magnitud. Para llegar a él se ha pasado siempre por encima de la lógica económica, como demuestran todos los indicadores, todos, como la evolución de la renta per capita que veíamos ayer:

 

 

Un gráfico que debería abrir o los ojos de los lamelibranquios que quieren justificar el euro. Que vayan por otro lado, porque en economía no van a encontrar tal justificante, si no es haciendo trampas. Ahora, si quieren revalorizar sus perfúmes estratégicos ocultos, pues que saquen el mapa y debatan sobre el mapa. Ahora bien, no soy geoestratega, pero dudo que un artilugio que impide el crecimiento económico tenga valor estratégico. Es más, un artilugio que no ha reforzado la Unión militar Europea, menudo valor estratégico tiene.  

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.