Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Sábado, 15 de diciembre de 2018
Pulse en el valor para ver ratios >

Por Carlos Díaz-Güell | Más de seis años después de que el entonces presidente de la Reserva Federal de EEUU, Bernanke, decidiera poner en marcha una política monetaria expansiva (QE) que ha sido calificada como el experimento financiero más atrevido y arriesgado desde hacía mucho tiempo y que iba a suponer una intervención masiva de la Fed en el mercado para sostener la economía mediante la creación de moneda y su puesta en circulación, su homónimo europeo, Mario Draghi, presidente del BCE anunciaba la pasada semana una ampliación de su programa de compra de activos, con el que se compromete a comprar bonos por importe de 1.100 billones de euros hasta septiembre de 2016. En este sentido, resaltar que el BCE se cura en salud y deja la puerta abierta al señalar que “las compras seguirán hasta que se observe un ajuste sostenido en la senda de inflación hacia su objetivo de medio plazo (2%)”.

Ana López-Varela | El primer QE de la historia del BCE marcará el rumbo de los mercados europeos en 2015. Su programa de compra masiva de deuda –a razón de 60.000 Mn€ mensuales–, un escenario de tipos bajos e incluso negativos y la rebaja –del 0,15% al 0,05%– de los TLTRO, podría animar a los inversores.

ACF | El escenario más probable es que Syriza gane sin mayoría absoluta y necesite formar un gobierno de coalición, según las encuestas. Pensamos que Syriza seguirá flexibilizando su postura y podría alcanzar un acuerdo con la Troika en los dos aspectos clave: una flexibilización de los ajustes fiscales y algunas condiciones de los préstamos internacionales (extensión de plazos o rebaja de los tipos de interés). El 77% de la deuda pública de Grecia, unos 247.000Mn€, está en manos del sector oficial (ESM, FMI, BCE), por lo que una quita del valor nominal (no contemplada por el FMI) recaería sobre estos acreedores.

MADRID | Por Ana Fuentes | Unas horas antes de que el presidente de BCE, Mario Draghi, desvele su programa de estímulo, hemos hablado con la experta en bancos centrales del think tank Bruegel, Silvia Merler, sobre la posibilidad de que el riesgo de la compra de bonos se reparta entre los bancos nacionales. Esto sería una manera de hacer el QE más aceptable para Alemania, aunque piensa que “debería ser compensado con un volumen significativo del programa, incluyendo compras de 50.000-70.000 millones de euros mensuales, según las estimaciones de los analistas.

 

BNP Paribas Personal Investors | Desde mediados del pasado año el euro se ha ido depreciando de forma paulatina. Entonces cotizaba a 1,366 US$/€. Detrás del movimiento ha ido cotizando diferentes escenarios. El de fondo, una Reserva Federal normalizando su política monetaria en 2015.

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.