Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Martes, 21 de noviembre de 2017
Publicado en INTERNACIONAL Lunes, 15 de mayo de 2017 00:00

El PIB de la Eurozona confirmará su avance al 0,5% empujado por España y Alemania

Intermoney | Las referencias escasearán en ambos lados del Atlántico en los próximos días, centrándose en el caso de la zona euro en las cifras de PIB del 1tr17, además de en la confirmación del revivir de la inflación en abril. Una agenda en la que habrá un invitado algo diferente en Alemania con forma de indicador adelantado.

Los índices ZEW germanos de confianza de analistas e inversores (martes) registrarán pocos cambios en mayo, aunque su sesgo será positivo en línea con el buen desempeño de la economía alemana y un escenario en la UEM que se perfila positivo. Una situación que también se dejará notar en los nuevos avances de la confianza de los consumidores del área euro el próximo viernes, acercándose sus cifras preliminares de mayo a niveles no vistos desde el año 2007.

 

El momento favorable de la Eurozona será resumido en la segunda estimación de su PIB del 1tr17, el próximo martes. Ésta reafirmará su avance del 0,5% trim., gracias al repunte de la actividad en países como España o Alemania. Respecto al segundo, la información preliminar del pasado viernes apuntaba que, en el inicio de 2017, puntos clave como la inversión registraban un fuerte crecimiento y no sólo debido al efecto favorable del tiempo suave sobre la construcción, pues también se daban avances reseñables en la destinada a maquinaria. Un buen comportamiento extrapolable a la demanda externa a la sombra del dinámico comportamiento de las exportaciones, permitiendo compensar el avance contenido del consumo público y privado. Sin embargo, este último hecho no ponía en duda el tono favorable de las cifras de Alemania.

 

De vuelta a la próxima semana, el mencionado PIB de la UEM convivirá con la publicación de sus homólogos italiano y portugués, destacando el primero al mantener su ritmo de avance en 0,2% trim. ante una demanda interna que mejora pero que no acaba de despuntar. Una circunstancia que se mantendrá en el medio plazo y que nos lleva a prever un crecimiento de Italia del 1,1% en 2017. Por su parte, en lo concerniente a nuestros vecinos, asistiremos a la confirmación del mantenimiento del dinamismo de su economía durante el 1tr17, lo cual llevará a su tasa de crecimiento interanual por encima del 2%.

 

Antes de dejar la zona euro, debemos recordar la proliferación de datos finales de IPC del mes de abril que confirmarán su recuperación entre los altibajos del “efecto Semana Santa”. Así, observaremos un mejor desempeño del IPC subyacente y, en particular, de servicios que deberá analizarse tomando perspectiva más allá de las cifras del pasado mes, cuando la inflación de la UEM avanzó un 1,9% a. y 1,2% a. a nivel subyacente.

 

A pesar del comportamiento positivo del crecimiento en la Eurozona y el repunte de la inflación en el área, no esperamos grandes titulares de las comparecencias de los miembros del BCE en los próximos días. De hecho, dichas comparecencias tratarán sobre cuestiones referidas a la Unión Bancaria (Nouy, Preaet y Constancio) o responderán a otras de carácter personal (Draghi). Así, la única que tratará sobre aspectos de política monetaria será la del representante austríaco del BCE, Ewald Nowotny, que tendrá lugar el martes y puede reforzar el interés hacia la reunión de nuestro banco central en junio.

 

Respecto a los EEUU, tenían más interés las referencias que se conocían el pasado viernes que las que se publicarán en los próximos días. Entre los indicadores ya conocidos, destacaban las ventas minoristas de abril y su avance del 0,4% m., después de ser revisado al alza el dato de marzo desde -0,2% m. hasta 0,1% m. El problema es que estas cifras son nominales y deben ser puestas en relación con el comportamiento de la inflación. En el mes pasado, el IPC estadounidense aumentó un 0,2% m. y esto implica un revivir más comedido de las ventas minoristas en términos reales, siendo ésta la variable clave. De forma que las cifras del consumo estadounidense siguen siendo discretas ya que las ventas minoristas reales crecían cerca de un 0,3% en el acumulado de 2017 que, extrapolado al conjunto del año, derivaría en un avance de tan sólo el 0,9%.

 

A pesar de su ligera mejora, los datos en el comienzo del 2tr17 siguen apuntando prudencia hacia el vital consumo de los estadounidenses, pues su comportamiento dista de las expectativas atesorados en determinados ámbitos en la parte final de 2016. No obstante, la recuperación de la confianza de Michigan hasta 97,7 en mayo dará todavía espacio para que en el seno de la Fed sigan defiendo la tesis del “bache”. Así, desde la Reserva Federal se moverán en el terreno de los matices, también para explicar la desaceleración de la inflación estadounidense en abril hasta 2,2% a. y a nivel subyacente hasta 1,9% a., arrastrada por el enfriamiento de los precios de los servicios. En este campo, se insistirá en el impacto de la normalización de las tarifas sanitarias (+ 4,1% a. en diciembre vs. +3,0% a. en abril) que explica el freno de la inflación de servicios hasta 2,8% a.

 

Como podemos apreciar, eran más interesantes los datos conocidos recientemente en EEUU que los que están por llegar en los próximos días. Entre éstos, destacarán tanto las construcciones iniciadas como los permisos de construcción (martes), los cuales acelerarán en abril y reflejarán que el sector residencial continúa su evolución favorable después de su buen desempeño en el 1tr17. Tampoco habrá que dejar de lado la producción industrial de abril con la continuidad de sus avances, aunque lo importante será comprobar si las manufacturas se recuperan de la caída del mes de marzo.

 

En Asia, la semana arrancará con las miradas puestas sobre China, donde la producción industrial desacelerará en abril tras el pico de marzo (7,6% a.); mientras que las ventas minoristas se mantendrán en tasas que superan los dos dígitos. Ello después de que, el viernes, las cifras recordasen el “encaje de bolillos” de las autoridades chinas para evitar los excesos pero sin frenar la economía, pues la moderación de la M2 hasta 10,5% a. en abril apunta a una gestión más prudente de la liquidez del sistema. Sin embargo, los nuevos préstamos en yuanes repuntaban en abril y suman en el agregado de 2017 5.320 mm. frente a 5.162 mm. del mismo periodo de 2016.

 

Por último, la actualidad también nos llevará a estar pendientes de Japón, donde se publicará el PIB preliminar del 1tr17. Éste registrará un avance del 1,8% trim. a. (según el consenso de Bloomberg), gracias al buen tono de la demanda externa, aunque también habrá cierto apoyo de la inversión residencial y del gasto público y privado.  

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.