Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Jueves, 25 de mayo de 2017
Publicado en INTERNACIONAL Miércoles, 17 de mayo de 2017 00:00

Las tensiones políticas en Washington se convierten en el mayor riesgo a corto plazo para los mercados

Juan J. Fdez-Figares (Link Securities) | La debilidad de la divisa estadounidense se conviritó en la “gran historia” de la sesión del martes. En este sentido señalar que en su cruce con el euro el dólar ya está a su nivel más bajo desde las elecciones presidenciales estadounidenses. Varios han sido los factores que han impactado negativamente en esta divisa:

 

  • Las reiteradas manifestaciones del presidente de EEUU, Donald Trump, de que la moneda de su país estaba sobrevalorada.

 

  • La debilidad reciente de la economía estadounidense.

 

  • El retroceso de la inflación en EEUU en los últimos meses que ha hecho pensar a muchos inversores que la Reserva Federal (Fed) esperará antes de volver a subir sus tipos de interés –en principio la reunión del Comité Abierto de Mercado (FOMC) de junio era la fecha señalada para una nueva actuación del banco central estadounidense–.

 

  • La batalla entablada en Washington contra la nueva Administración, con los grandes medios de comunicación de avanzadilla y la sorprendente colaboración de parte de los servicios secretos del país, que puede terminar torpedeando la agenda de actuación del presidente Trump, sin apoyos entre los Demócratas y con cada vez más detractores en las filas de su supuesto partido, el Republicano.

 

En este sentido, señalar que son precisamente estas tensiones políticas en Washington el mayor riesgo que vemos a corto plazo para los mercados, ya que, de continuar esta situación –la nueva Administración no tiene ni cuatro meses de recorrido– vemos complicado que muchas de las promesas electorales de Trump se puedan aprobar. Además, no descartamos que al final terminen por desestabilizar al Gobierno estadounidense y, por tanto, impactar en la evolución económica del país convirtiéndose en el “Cisne Negro” para los mercados del que tanto se viene hablando en los últimos meses.

 

A corto plazo el principal “damnificado” parece ser el dólar estadounidense, aunque no descartaríamos que asistamos tan pronto como hoy a una nueva “huida” de los inversores hacia activos refugio: oro, yen, bonos del Tesoro y valores defensivos. 

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.