Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Sábado, 18 de agosto de 2018
Pulse en el valor para ver ratios >
Publicado en INTERNACIONAL Miércoles, 24 de mayo de 2017 00:00

¿Hacia dónde van el crecimiento y la inflación?

Fidelity | Aunque nuestro indicador adelantado muestra que el crecimiento mundial se volvió a frenar se mantiene en niveles sólidos. Históricamente, la Bolsa ha registrado rentabilidades positivas en este entorno y, dado que las regiones bursátiles se encuentran en diferentes etapas del ciclo, sigue habiendo motivos para el optimismo.

 

Un factor determinante para las perspectivas es la evolución de la inflación. Después de haber subido en numerosas regiones por las alzas de los precios de las materias primas, cualquier incremento de la inflación depende mucho del excedente de capacidad que siga existiendo en la economía mundial. Nuestras estimaciones apuntan a que la brecha de producción es positiva en todas las grandes economías desarrolladas excepto en la zona euro. Aunque la inflación podría mantenerse en niveles moderadamente elevados comparado con la pasada década, es improbable que vuelva a subir de forma significativa. Como era de esperar, el Reino Unido ha registrado el mayor aumento de la inflación a raíz de la depreciación de la libra esterlina.

 

La paradoja es que aunque la inflación de los precios es evidente en muchos países, la inflación salarial no lo es, a pesar de los niveles de desempleo notoriamente bajos en países como Estados Unidos, el Reino Unido y Japón. Una posible explicación es que las empresas japonesas están optando por adelgazar sus actividades en lugar de pagar salarios más elevados para captar trabajadores. Esa es una de las razones que apunta nuestro equipo de inversión en Tokio. Otros han argumentado que la curva de Phillips (que establece que el descenso del paro se traduce en un aumento de los salarios y en más inflación) no es lineal.

 

Dicho de otro modo: un descenso del paro no provoca automáticamente un aumento de los salarios, sino que existe un umbral que debe superarse para que los salarios aceleren. Eso supone un reto para las autoridades, que deben intentar averiguar dónde se encuentra ese umbral. Obviamente, Estados Unidos se beneficia de un perfil demográfico más favorable que Japón, lo que hace menos probable una reducción de las actividades. Por lo tanto, en algún momento podríamos cruzar un umbral en la curva de Phillips, lo que haría que la inflación subiera más rápido de lo previsto o llevaría a la Fed a subir los tipos en previsión de un aumento de la inflación. Ese es un riesgo de primer orden para las posiciones en renta fija.  

 

Nuestro posicionamiento general se mantiene sin cambios este mes: sobreponderación en renta variable, infraponderación en renta fija y neutral en activos monetarios.

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.