Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Miércoles, 14 de noviembre de 2018
Pulse en el valor para ver ratios >
Publicado en INTERNACIONAL Jueves, 22 de junio de 2017 00:00

China: De las manufacturas a los servicios

Intermoney | Las autoridades de China se han planteado la meta de situar el peso de los servicios en el 60% del PIB en 2025 frente al 51,6% de 2016, cifra que ya suponía un avance de 1,4 p.p respecto al año anterior.

 

Los destacados avances de productividad en las nuevas fábricas hacen que el sector manufacturero ya no sea la salida natural para millones de trabajadores procedentes de las zonas agrarias e, incluso, convierte en un verdadero desafío el mantenimiento de la masa laboral en este ámbito. Luego, aunque sea adecuado y necesario este objetivo, no olvidemos que plantear la posibilidad de que el sector terciario emplee al 55% de los trabajadores en 2025 es fruto de la necesidad.

 

No obstante, frente a las anteriores metas a largo plazo, los inversores permanecían más atentos al índice chino CSI300 que avanzaba un +1,16% en la sesión de hoy y se mantenía en máximos no vistos desde finales de 2015, ayudado por la confirmación de la esperada inclusión de las acciones domésticas chinas en el índice MSCI de mercados emergentes, conocida durante la noche del martes. Una decisión cuyo impacto real en el corto plazo debe ser contextualizado, dado que la ponderación de las acciones domésticas en el índice alcanzará el 0,73% y se realizará en dos fases: mayo y agosto del próximo año.

 

Luego, en el corto plazo, el impacto directo sobre los flujos de capitales de China de los cambios en los índices MSCI será muy comedido, pues la recomposición de las carteras referenciadas a este índice será un proceso progresivo y limitado que, además, distará de ser inmediato.

 

La misma interpretación se podía realizar de las consecuencias sobre los grandes perdedores de la decisión, como Taiwán que restará 0,16 p.p a su ponderación hasta situarla en 12,07% o Corea del Sur cuyo peso en el MSCI emergente pasará de 15,65% a 15,27%, si bien las previsiones oficiales apuntan a que implicaría salidas por valor de 3,77 mm. $, en el peor de los casos. A pesar de este trasfondo, el coreano Kospi cerraba con una revalorización de +0,40% y el taiwanés TAIEX en +0,48%.

 

Más allá de China, Arabia Saudí sería el próximo candidato a verse afectado por los cambios en los índices MSCI, planteándose que podría decidirse su inclusión en junio de 2018 y hacerse efectiva en dos fases en mayo y agosto de 2019.

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.