Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Lunes, 20 de noviembre de 2017
Publicado en INTERNACIONAL Lunes, 13 de noviembre de 2017 00:00

El IPC de la Eurozona, el Brexit y la reforma fiscal de Trump serán los catalizadores de la semana

Juan J. Fdez-Figares (Link Securities) | Tras varias sesiones en las que los principales índices bursátiles europeos y estadounidenses han aprovechado para consolidar sus recientes avances, las Bolsas occidentales inician una nueva semana en la que la macroeconomía y la política tomarán el testigo a los resultados empresariales.

 

En este sentido, recordar que la semana pasada los principales índices de Wall Street cedieron terreno ligeramente tras ocho semanas de alzas consecutivas, su mejor racha en cuatro años.

 

Por su parte, los índices europeos también recortaron al aprovechar los inversores las fuertes plusvalías latentes acumuladas en las últimas semanas para realizar beneficios. Está por ver si la fase de consolidación en la que han entrado las Bolsas occidentales continúa en los próximos días o si, por el contrario, los mercados encuentran nuevos “catalizadores” y retoman su tendencia alcista. En ese sentido, señalar que la conferencia sobre “los retos y oportunidades de la comunicación de los bancos centrales” que organiza el BCE y que tendrá lugar el martes y el miércoles, podría ejercer como tal, dependiendo de lo que “transmitan” en sus intervenciones los líderes de los principales bancos centrales mundiales.

 

Así, está previsto que mañana hablen en la citada conferencia el presidente del BCE, Mario Draghi, la presidenta de la Reserva Federal, Janet Yellen, y los gobernadores de los Banco de Inglaterra (BoE), Mark Carney, y del Banco de Japón (BoJ), Kuroda. Entendemos que todos ellos intentarán transmitir a los inversores un mensaje tranquilizador y continuista, con el objeto de evitar tensiones no deseadas en unos mercados algo “cansados” tras el positivo comportamiento que han tenido en lo que va de ejercicio.

 

Por lo demás, y siendo la conferencia de mañana una de las principales citas esta semana para los inversores, destacar que en los próximos días también se publicarán importantes cifras macroeconómicas, empezando mañana en China por las de inversión en capital fijo, la producción industrial y las ventas minoristas, todas ellas del mes de octubre. Además, el mismo día y en Europa se conocerán las lecturas preliminares del PIB del tercer trimestre de 2017 de la Eurozona, Alemania e Italia, así como la lectura final del IPC alemán de octubre y los índices de sentimiento de los grandes inversores y analistas alemanes del mes de noviembre que elabora el instituto ZEW. El miércoles, a su vez, se publicarán en Estados Unidos los datos del IPC y las ventas minoristas de octubre, cifras ambas muy seguidas por la Fed. Por último, el jueves se dará a conocer la lectura final del IPC de octubre en la Zona Euro y la producción industrial del mismo mes en Estados Unidos.

 

De todas estas cifras serán las correspondientes a la inflación las más seguidas por los analistas, ya que, como hemos señalado en muchas ocasiones, será esta variable la que termine por determinar el ritmo que adoptan los distintos bancos centrales para retirar sus políticas monetarias acomodaticias. Un repunte inesperado de la inflación entendemos que será mal recibido por unos mercados “adictos” a la liquidez que han venido aportando los bancos centrales en los últimos años.

 

Por otro lado, y ya en el ámbito político, destacar que los inversores seguirán de cerca las negociaciones entre el Reino Unido, cuyo Gobierno se encuentra cada vez más debilitado –este fin de semana los medios británicos han filtrado la existencia de una conspiración dentro del partido Conservador para hacer caer a la primera ministra, Theresa May–, y la UE, negociaciones que parecen empantanadas desde hace tiempo y que, por ello, podrían terminar generando inquietud entre los inversores.

 

Además, y en Estados Unidos, la política también tendrá un papel destacado, con el dividido partido Republicano intentando acercar posturas para presentar un proyecto de ley tributario que tenga alguna posibilidad de ser aprobado por el Congreso. Si bien, como hemos señalado en alguna ocasión, este proyecto de ley es esencial para que los Republicanos puedan presentar algún éxito legislativos antes de las elecciones de media legislatura del año que viene, no es la primera vez que vemos en los últimos años a políticos “pegándose un tiro en el pie”. En este sentido, recordar que una parte importante del reciente rally que han experimentado las Bolsas estadounidenses se ha sustentado en la elevada probabilidad que daban los inversores a que esta ley fuera aprobada. De no ser así finalmente, los mercados de valores estadounidenses pueden iniciar una corrección que vemos muy complicado eviten las bolsas europeas.

 

Para empezar, esperamos que los principales índices europeos comiencen la semana planos, sin tendencia fija. No descartamos, no obstante, que a medida que avance la jornada se vuelvan a imponer las realizaciones. Por la tarde será el mercado estadounidense el que “marque el paso” a las Bolsas europeas, que cerrarán la sesión condicionadas por el comportamiento del mismo.  

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.