Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Miércoles, 13 de diciembre de 2017
Publicado en NACIONAL Lunes, 27 de noviembre de 2017 08:00

Las pymes españolas generan el 66,4 % de las nuevas afiliaciones en el último año

Jose Luis M. Campuzano (AEB) | De acuerdo con un reciente informe de Eurostat, las pymes europeas generan la mitad del comercio intraeuropeo. Las pequeñas y medianas empresas europeas de hasta 249 empleados son el principal motor de la economía.

 

Las pymes españolas, con los datos de CEPYME, dan empleo al 71 % de los afiliados. Y han generado el 66,4 % de las nuevas afiliaciones en el último año.
Las pequeñas y medianas empresas son fundamentales para el crecimiento en España, explicando en buena parte el importante dinamismo económico actual.

 

Las pequeñas y medianas empresas no tienen en general acceso a la financiación mayorista. La financiación bancaria es clave para su desarrollo. Y la propia CEPYME reconoce en su último boletín trimestral como los bancos españoles se están volcando en la financiación de la pequeña y mediana empresa. Y bajo condiciones financieras muy favorables.

 

Según los datos del Banco de España, los bancos españoles han aumentado el nuevo crédito a empresas un 8,7 % en septiembre, el último dato disponible.
Detrás de esta cifra está un crecimiento del 3,34 % en el nuevo crédito hasta 250 mil euros, un aumento del 14,72 % en el caso de importes entre 250 mil euros y un millón, cuando su crecimiento es del 3,25 % en el caso de los importes del nuevo crédito bancario por encima del millón de euros.

 

Es importante resaltar la pérdida de peso, desde una perspectiva histórica, de los préstamos de mayor volumen, explicado por la diversificación en la financiación de las grandes empresas precisamente hacia el mercado mayorista. Las condiciones financieras en el mercado mayorista se han visto afectadas por algunas de las medidas extraordinarias de política monetaria aplicadas por el BCE.

 

Por lo que respecta a las condiciones actuales de financiación bancaria a las pymes, son claramente favorables. Y tanto desde una perspectiva histórica como al compararlas frente al resto de los países europeos.

 

Es cierto que el saldo vivo de crédito bancario sigue bajando, especialmente en el caso de las hipotecas ante la continua reducción de la deuda por las familias.
Pero es solo cuestión de tiempo que el saldo vivo de préstamos bancarios comience a subir. El elevado dinamismo del nuevo crédito, especialmente a la pequeña y mediana empresa, tendrá mucho que ver con ello.

 

 

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.