Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Sábado, 15 de diciembre de 2018
Pulse en el valor para ver ratios >
Publicado en INTERNACIONAL Martes, 26 de diciembre de 2017 11:00

¿Financiación más cara tras la reforma fiscal?

Alphavalue | Los intentos de resumir los impactos de la “revolución” impositiva de Estados Unidos muestran que estos no están muy claros, más allá del hecho de que los beneficios se cobran anticipadamente (gastos de capital totalmente deducibles), lo que resulta bastante positivo para las industrias tradicionales del interior.

 

También existen grandes esperanzas de que algunos de los ahorros se transfieren a los sueldos del personal, así como a dividendos y consumo. La modesta respuesta de los mercados significa que aún es pronto para medir el impacto definitivo.

 

La cuestión menos comentada es el tope a la deducibilidad de los gastos por intereses. Este es un cambio de juego en los mecanismos de financiación de cualquier tipo. Hasta donde alcanzamos a entender, las empresas estadounidenses seguirán estando en posición de deducir los intereses, pero solo el 70% de esa cantidad. Eso hace que la deuda sea menos atractiva y es un comienzo para desentrañar un subsidio fiscal a corto plazo para ayudar luego a las empresas estadounidenses a recuperarse. Como la mayor parte de la financiación mundial se basa en deuda, con la concepción generalizada de que la deuda es barata porque los intereses son deducibles en impuestos, la factura tributaria de Trump es una primera desviación significativa de una práctica centenaria.

 

Cabría esperar que la financiación de la deuda fuera menos atractiva. Obviamente, el razonamiento es diferente si el emisor tiene un grado de inversión (de modo que la nueva factura de impuestos es en gran medida irrelevante), o no. No solo el coste real de la deuda aumenta debido a la menor deducibilidad, sino que también influye en los flujos de caja. De tal manera que los prestamistas solicitarán un margen aún mayor. Una línea de pensamiento obvia es si la tendencia de los diferenciales de contratación para negocios sin grados de inversión no se revertirá y obligará a dichas firmas a evitar la inversión.

 

Se espera que las tasas de la deuda de los Estados Unidos aumenten con un posible déficit cada vez mayor, ya que los recortes impositivos no han sido lo suficientemente fuertes como para impulsar un crecimiento que llene las arcas federales en compensación. Pero, ¿qué pasa si la financiación de la deuda se hace mucho menos atractiva? Las empresas pueden terminar concluyendo que menos deuda es la ruta a seguir, o pueden arbitrar la financiación de la deuda en las zonas geográficas donde los intereses son deducibles en los impuestos.

 

De modo que la solicitud de crédito basada en dólares puede retroceder, ayudando a mantener la curva de tipos plana. También está la cuestión de que esas empresas mantengan el exceso de saldos de caja brutos como una especie de póliza de seguro para cuando vengan tiempos más difíciles. Eso tuvo un coste en un contexto de tipos cero (pedir prestado al 1% y obtener un retorno cero en los mercados monetarios), pero tendrá un coste en efectivo aún mayor con una menor deducción de impuestos.

 

En general, las tasas pueden subir por razones de déficit fiscal, pero no tanto por la demanda corporativa.

 

A continuación os dejamos la lista de empresas europeas con mayor exposición a Estados Unidos según recopilamos de Reuters. La reforma fiscal que acaba de aprobarse en Estados Unidos, en la que se reduce el impuesto de sociedades, está provocando modificaciones estratégicas y operativas en muchas empresas americanas. Las empresas europeas con gran exposición pueden verse también afectadas.

 

 

Os recordamos también las empresas españolas con más exposición a Estados Unidos: Grifols (reducir, objetivo 25,3 euros) obtiene el 60,8% de sus ingresos en Estados Unidos. ACS (comprar, objetivo 44,7 euros) obtiene el 38,8% de sus ingresos totales. Acerinox (añadir, objetivo 13,8 euros) ingresa un 37,8% en Estados Unidos. Melia Hotels (añadir, objetivo 13 euros) genera el 34,2% de sus ventas allí, y Viscofan, que consigue un 30% de su facturación en Eestados Unidos. Veremos el efecto que la reforma fiscal tiene sobre sus cuentas, con un recorte del impuesto de sociedades del 35% al 21%.  

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.