Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Miércoles, 14 de noviembre de 2018
Pulse en el valor para ver ratios >
Publicado en INTERNACIONAL Lunes, 15 de enero de 2018 11:00

La Fed podría introducir nuevos criterios para establecer los objetivos de inflación

Santander Research | En la reunión anual de la American Economic Association, celebrada del 5 al 7 de enero en Filadelfia (Pensilvania), los economistas pusieron en duda la utilidad de la curva de Phillips que vincula los cambios en la inflación a las fluctuaciones en el desempleo, que se ha estado utilizando desde los años sesenta como una de las piedras angulares de la política monetaria, no solo por la Fed, sino también por la mayoría de los bancos centrales del mundo.

 

Estas dudas surgen después de que la inflación estadounidense no cumpliera las expectativas de la Reserva Federal en los últimos cinco años, a pesar del dinamismo del mercado laboral que ha situado la tasa de desempleo en Estados Unidos en el 4,1%, su nivel más bajo desde el año 2001, cuando la inflación se situaba en el 3,7% (frente al actual 2,2% interanual).

 

Una de las razones de esta falta de correlación actual entre la tasa de desempleo y la inflación es que los sueldos en términos nominales están subiendo, en estos momentos, un 0,8% interanual (-1,1% interanual en términos reales) frente al 5,1% interanual registrado en 2001 (+1,1% en términos reales), debido en gran medida a una tasa más baja de participación (62,7% en 2017 frente al 67,2% en 2001). El proceso de automatización hace que parte de la población activa carezca de las estrategias adecuadas para aquellos sectores en los que se está generando actualmente empleo, lo que además está añadiendo presión sobre los sueldos y favoreciendo una falta de mano de obra en algunas áreas económicas. Esto es un movimiento estructural que se remonta, de hecho, al año 2001 tras la revolución de las puntocom. Esta es la razón por la que Bernanke afirmó que “habrá que hablar seriamente sobre el marco regulatorio de la Fed bajo la presidencia de Jerome Powell”, y, de hecho, lo que ahora se está discutiendo es si el banco central debería mantener su objetivo para la inflación del 2% o reconsiderarlo. No olvidemos que el presidente de la Fed de San Francisco, John Williams, sugirió establecer un objetivo de inflación media en un periodo de tiempo determinado, mientras otros miembros del comité defendieron establecer un objetivo nominal para el PIB. De hecho, los miembros de la Fed creen que no sería una situación fácil si se llega a infra/sobrevalorar la inflación frente a este objetivo del 2,0% durante un tiempo prolongado y esto limita la estabilidad de la política monetaria.

 

Otra posibilidad es que la Fed adopte un objetivo para el PIB nominal. Esto podría favorecer progresivamente una política monetaria más estable, aunque en nuestra opinión tener como objetivo el crecimiento nominal supondría actuar sobre el tramo corto de la curva, pero con la atención puesta en el tramo largo. Estos cambios que afectan a los criterios de política monetaria también serían adecuados para los bancos centrales de otros mercados desarrollados.  

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.