Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Domingo, 20 de mayo de 2018
Publicado en INTERNACIONAL Miércoles, 31 de enero de 2018 00:00

Reserva Federal: ni exceso ni defecto

CdM | Tras el alza de 25 puntos básicos de los tipos en diciembre, no se esperan anuncios específicos en la reunión del Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC), que será la primera del año y la última para su actual presidenta, Janet Yellen.

 

 

 

Sin embargo, es interesante analizar el telón de fondo de la Reserva Federal a medida que nos adentramos en el 2018. “El anticipado ciclo de subida de tipos ha sido tenido en cuenta por los mercados aún más en las últimas semanas, en marcado contraste con la impermeabilidad de los mismos a las indicaciones (forward guidance) más duras de la Fed en el pasado”, dice Franck Dixmier, director de renta fija de Allianz Global Investors.

 

Los inversores ahora parecen estar anticipando al menos tres subidas durante 2018, dada la situación económica más optimista, tanto en términos de crecimiento como por el aumento de las perspectivas de inflación en las últimas semanas.

 

Mientras tanto, el sucesor de Janet Yellen, Jerome Powell, asumirá el cargo a principios de febrero. “Será interesante ver si el nuevo presidente de la Fed está dispuesto a abrir el debate sobre el posible abandono del objetivo de inflación, que algunos consideran demasiado estricto” determina Franck Dixmier.

 

Según este analista en el contexto reciente de datos de inflación decepcionantemente bajos, atribuibles a factores puntuales o a causas más estructurales, “la lógica de mantener un objetivo demasiado rígido puede ponerse en tela de juicio, el objetivo de inflación puede haber, efectivamente, opacado la interpretación del mercado sobre las intenciones de la Reserva Federal”.

 

La primera reunión del año de la Reserva Federal será, por tanto un encuentro de transición, “lo lógico es plantear un discurso continuista y que no condicione sus acciones futuras, sobre todo, cuando el escenario estadounidense durante las últimas semanas, simplemente, ha venido a confirmar el avance de la actividad y, además, la Fed cerraba el año con una subida de tipos y un paso más en el ajuste de su balance” opinan los expertos de Intermoney. No obstante, esto debe percibirse solo como un breve receso de la Reserva Federal en un año en el que “su mayor objetivo será no pecar ni por exceso ni por defecto en cuanto al endurecimiento de la política”.  

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.