Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Lunes, 24 de septiembre de 2018
Pulse en el valor para ver ratios >
Publicado en INTERNACIONAL Jueves, 22 de febrero de 2018 09:00

La debilidad de la inflación da argumentos a Draghi

Juan J. Fdez-Figares (Link Securities) | Tal y como anticipamos, las actas de la reunión de finales de enero del Comité de Mercado Abierto de la Fed (FOMC) jugaron ayer un papel importante en el cierre de la Bolsa estadounidense y lo jugarán hoy en la apertura de las europeas.

 

Así, y en Europa, en una sesión de escasa actividad, los principales índices comenzaron a la baja, con algunos de ellos girándose al alza tras la positiva apertura de Wall Street, lo que provocó un cierre mixto de los mismos. Lo más relevante de la jornada fue la publicación en la Zona Euro, Alemania y Francia de las lecturas preliminares de febrero de los índices adelantados de actividad de los sectores de manufacturas y servicios. Como esperábamos, los indicadores apuntaron a una cierta desaceleración de la expansión de la actividad en la región durante el presente mes, algo que no consideramos preocupante ya que los ritmos de crecimiento siguen siendo elevados en términos relativos históricos. Es más, todo parece indicar que el crecimiento intertrimestral de la economía de la Zona Euro en el 1T2018 va a ser el más elevado en 12 años. La reacción de las bolsas a estos datos, sin embargo, fue muy limitada, ya que los inversores optaron por mantenerse a la espera de la publicación de las actas del FOMC de enero, algo que tuvo lugar ya con los mercados de renta variable europeos cerrados.

 

Y las actas no defraudaron. Los miembros del FOMC se mostraron más optimistas de lo que lo habían hecho en la reunión de diciembre sobre el crecimiento económico estadounidense, gracias a las medidas de política fiscal aprobadas por el Congreso, y sobre la posibilidad de que la inflación alcance el objetivo fijado del 2%. Los riesgos que la mayoría de ellos ven en estos momentos son “al alza”, aunque, en general consideran que éstos están “equilibrados”. Además, señalaron que no observan de momento síntomas de inflación en los salarios. Este escenario descrito en las actas, de mayor crecimiento económico sin fuertes presiones inflacionistas, fue en un primer momento muy bien acogido por la renta variable estadounidense, lo que impulsó con fuerza a todos los principales índices de Wall Street, que llegaron a alcanzar alzas de más del 1% –el Dow Jones llegó a subir más de 300 puntos en un momento puntual–. Sin embargo, durante la última hora de la sesión los índices se dieron la vuelta de forma drástica, penalizados por la fuerte caída de los bonos y el repunte de sus rentabilidades. Así, las de los bonos a 30 y 10 años marcaron máximos multianuales al cerrar respectivamente en el 3,23% y en el 2,94%. Este repunte de las rentabilidades de los bonos penalizó, sobre todo, a los valores de corte defensivo y a las compañías más endeudadas, como las utilidades, las telecos, las inmobiliarias patrimonialistas y las empresas de consumo básico. Al cierre, los principales índices de Wall Street terminaron con significativos descensos, con el Dow Jones cediendo 167 puntos, lo que supone una pérdida de casi 500 puntos desde sus niveles más elevados del día.

 

Entendemos que el brusco giro que se dio ayer la renta variable estadounidense arrastrará hoy a la apertura a las bolsas europeas, cuyos índices esperamos que abran claramente a la baja en una sesión en la que los bancos centrales volverán a tener protagonismo. Así, la cita más importante del día será la publicación de las actas de la reunión que en enero celebró el Consejo de Gobierno del BCE. Será muy interesante analizar cómo de distantes están “los dos bandos” mayoritarios que existen en el mencionado consejo: los afines a su presidente, el italiano Draghi, que siguen abogando por mantener todo el tiempo que la inflación se lo permita las actuales políticas monetarias ultralaxas de la institución, y los consejeros “díscolos”, encabezados por los alemanes, que quieren acabar con estas políticas cuanto antes. De momento, y a pesar del fuerte crecimiento económico que registra la región, la debilidad de la inflación da argumentos suficientes al “grupo de Draghi” para imponer su postura. No obstante, habrá que estar muy atentos al tono general de las actas, por si muestran algún indicio de que las tornas se están girando dentro del consejo.

 

Por lo demás, y en el ámbito macro, destacar la publicación en Alemania de los índices de clima empresarial del mes de febrero, que esperamos cedan ligeramente desde sus actuales niveles de máximos multianuales, y en Estados Unidos de los datos de paro semanal. En lo que hace referencia al “carrusel” de resultados, destacar que, entre otras grandes compañías, hoy publican en Europa Telefónica (TEF), Deutsche Telecom, Barclays y AXA. Como viene sucediendo en las últimas semanas, la inmediata interpretación de las cifras que presenten las compañías y los comentarios de sus gestores sobre el devenir de sus negocios provocarán fuertes movimientos al alza y a la baja en las cotizaciones de las compañías implicadas, escenario perfecto para que los traders pueden llevar a cabo sus operativa intradía.  

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.