Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Martes, 19 de junio de 2018
Publicado en INTERNACIONAL Miércoles, 14 de marzo de 2018 09:00

Los inversores temen las decisiones de Trump: se deshacen de las posiciones de riesgo y apuestan por la renta fija

Juan J. Fdez-Figares (Link Securities ) | El factor “político” tuvo ayer mucho más peso en el comportamiento de los mercados financieros occidentales que el económico.

 

Así, y mientras los datos de inflación del mes de febrero en Estados Unidos cumplían escrupulosamente con lo esperado por los analistas, lo que sirvió para aliviar momentáneamente los temores de los inversores a que un repunte de esta variable por encima de los estimado provocase nuevas tensiones en las bolsas, el despido del Secretario de Estado estadounidense, Rex Tillerson, provocó un gran revuelo entre los inversores, terminando por convertirse al final de la jornada en un importante factor desestabilizador. Tillerson, antiguo ejecutivo de la petrolera Exxon, era considerado como uno de los “ministros” más sensatos del gabinete Trump, por lo que su salida y su sustitución por el director de la CIA, Pompeo, hizo saltar todas las alarmas, al haberse mostrado este último muy contrario al acuerdo con Irán. Igualmente, la sensación que está transmitiendo la Casa Blanca en las últimas semanas es de “caos”, lo que también generó ayer mucha inquietud entre los inversores.

 

Además, durante la jornada se filtraron nuevas medidas tarifarias que estarían estudiando los asesores del presidente Trump para aplicar a las importaciones procedentes desde China. En este sentido, se habló de un importe de entre $ 30.000 y $ 60.000 millones, según distintas fuentes. Los inversores, que en los últimos días habían dejado al margen su temor a una posible “guerra comercial” a gran escala, volvieron a mostrarse preocupados por este tema.

 

Todo ello provocó que los inversores optaran por deshacerse de posiciones de riesgo, vendiendo renta variable y apostando por la renta fija. El dólar, por su parte, que se había mostrado estable durante toda la jornada, comenzó a debilitarse a raíz de la publicación de los mencionados datos de inflación en Estados Unidos y cayó en picado tras confirmarse la salida de Tillerson. Ello provocó cierto “pánico” vendedor en Europa, que afectó especialmente a las compañías industriales exportadoras, lo que se dejó notar en la fuerte caída que experimentó el Dax alemán al cierre de la jornada. El resto de índices europeos también terminaron el día con descensos, alejados de las ganancias que presentaron durante una parte importante de la mañana. Por su parte, los índices estadounidenses, tras intentar mantenerse en positivo durante las primeras horas de la jornada, giraron a la baja, cerrando con importantes descensos. Cabe destacar la caída de los valores tecnológicos, especialmente de los semiconductores, tras conocerse que el presidente Trump, por motivos de “seguridad nacional”, había prohibido la OPA lanzada por Broadcom sobre Qualcomm. En este negativo comportamiento de los valores tecnológicos también pesó la “huida” de los inversores de posiciones de riesgo y la toma de beneficios, tras haber marcado el Nasdaq Composite dos máximos históricos consecutivos.

 

Hoy esperamos que el negativo sentimiento con el que finalizó la sesión de ayer en Europa continúe cuando abran las bolsas esta mañana, lo que llevará a los índices a ceder posiciones desde primera hora del día. La referencia en esta ocasión serán los futuros de los índices estadounidenses, ya que los inversores en las plazas europeas se mantendrán alerta a cómo responde Wall Street a la “caótica” situación por la que atraviesa la política estadounidense, que está girando cada vez más, en clave electoral, hacia los postulados populistas y proteccionista con los que Trump ganó las elecciones.

 

Por lo demás, comentar que en la agenda macro del día destaca la publicación en Alemania del dato final de la inflación de febrero, para el que no esperamos sorpresas, y en Estados Unidos del índice de precios a la producción del mismo mes, variable que debe aportar algo más de luz en relación a las presiones inflacionistas en la cadena productiva estadounidense.

 

A nivel empresarial, destacar la publicación esta madrugada de los resultados del ejercicio 2017 de la compañía Inditex (ITX), resultados que podemos de calificar de positivos y bastante en línea con lo esperado, con crecimientos sólidos de ventas, con un ligero deterioro de los márgenes consecuencia principalmente del tipo de cambio. Destacar, igualmente, el sólido crecimiento de las ventas online de la compañía. No obstante, recordar que esta compañía cotiza a multiplicadores bastante exigentes, a pesar de la reciente caída del precio de sus acciones, por lo que la primera reacción de los inversores a la publicación de sus resultados es siempre una incógnita. Posteriormente, y en función de lo que se diga en la conferencia con analistas que mantendrán los gestores de la compañía por la mañana, se podrá determinar mejor cómo ha acogido el mercado estas cifras.  

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.