Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Sábado, 15 de diciembre de 2018
Pulse en el valor para ver ratios >
Publicado en INTERNACIONAL Martes, 10 de abril de 2018 10:00

China muestra su intención de abrir la economía

Intermoney | La estrategia de Estados Unidos sustentada en que Trump lanza un anuncio impactante para, posteriormente, ser modulado por algún integrante de su Administración o el propio Trump, pero sin darse pasos decisivos tendentes a la negociación, parece que empieza a irritar en países como China.

 

De hecho, las autoridades del país están virando hacia un tono menos conciliador al poner en duda la voluntad negociadora de los estadounidenses. Así, la situación parece que puede empeorar antes de empezar a mejorar al encaminarnos hacia un escenario de “acción-reacción” previo a la negociación.

 

No obstante, la voluntad negociadora de Pekín sigue viva como confirma el tono del primer Ministro chino alertando respecto a los costes globales de las soluciones unilaterales. Mientras, el presidente Xi volvía a mostrar la intención de abrir la economía china y anunciaba planes para reducir de los aranceles de importación para los automóviles, la aplicación de la propiedad intelectual legal de las empresas extranjeras y la mejora del entorno de inversión para las empresas internacionales. Todo ello, mientras que desde los círculos oficiales chinos se minimiza el impacto económico de las fricciones comerciales y se reserva el arma de las tenencias de treasuries.

 

En línea con el anterior punto, algunos investigadores gubernamentales chinos califican como improbable la venta a gran escala de deuda soberana como herramienta de presión; la cuestión es que no serían necesarios grandes movimientos para presionar por esta vía. Tan sólo con la transmisión al mercado de la posibilidad que China podría ajustar sus posesiones de deuda soberana estadounidense sería suficiente. Además, ventas masivas de treasuries serían contraproducentes para China al jugar en contra de la salvaguarda del valor de sus reservas internacionales.

 

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.