Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Lunes, 21 de mayo de 2018
Publicado en INTERNACIONAL Jueves, 10 de mayo de 2018 07:00

Los avances en la inflación de Estados Unidos (2,5%) apoyarán el tono más duro y de salida de la Fed

Intermoney | La jornada del jueves arrancará con las miradas puestas sobre China, pues, durante la madrugada, se daban a conocer las cifras de abril de IPC y precios de producción que se situaban en 1,8% a. y 3,4 a., respectivamente.

 

No obstante, los datos de inflación más importantes de la sesión los encontraremos en Estados Unidos, donde los precios avanzarán una décima tanto a nivel general (2,5% a.) como subyacente (2,2% a.) poniendo en valor los avances de los precios del crudo, además de los ligados a la telefonía y servicios sanitarios.

 

En consecuencia, el dato de inflación estadounidense servirá para apoyar los mensajes del presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, quien ya adelantó un repunte de los precios en Estados Unidos durante la primavera. Esto último, a su vez, permitirá que desde la Fed se sostenga el tono más duro que se ha empleado en las últimas comparecencias de grandes figuras dentro del FOMC, lo cual ha venido a remarcar que la estrategia de salida no está en duda y que la velocidad de las subidas de tipos no será lenta. Así, aunque las acciones de la Fed ya estén en gran parte descontadas por los inversores, durante la jornada podremos detectar movimientos, sobre todo, en el dólar y en los T-Notes, siempre que la política no dé lugar a sorpresas.

 

Sin embargo, la actualidad de los bancos centrales pasará obligatoriamente por Reino Unido, donde se celebrará la reunión de política monetaria del BoE y se actualizarán las previsiones macroeconómicas en el Informe de Inflación. Para dicho encuentro, los mercados descuentan un mantenimiento del tipo oficial en 0,75%; una situación que ha cambiado radicalmente durante las últimas semanas ante el giro dado por las declaraciones de Mark Carney en un entorno de datos peores de lo esperado en Gran Bretaña. De hecho, la probabilidad otorgada por los inversores a una subida de tipos, según la curva OIS, ha pasado del 89% a principios de abril a rondar el 13% en la actualidad.

 

Finalmente, el BCE demandará su cuota de protagonismo con la publicación de su Boletín Económico. Este aportará información sobre la visión que tienen en Frankfurt de la evolución de la economía de la UEM y del entorno internacional, lo cual cobrará interés, principalmente, por los recientes apuntes realizados desde la entidad advirtiendo de los peligros que conlleva el aumento de las tensiones internacionales.  

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.