Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Viernes, 20 de julio de 2018
Pulse en el valor para ver ratios >
Publicado en INTERNACIONAL Viernes, 11 de mayo de 2018 12:08

Reino Unido: el débil crecimiento del 1T18 (1,2% a.) obliga al BoE a recortar previsiones

Intermoney | Creemos que resulta necesario cambiar de escenario y exponer las novedades acontecidas recientemente en Reino Unido, donde el BoE celebraba su última reunión de política monetaria. La entidad decidía mantener intacto el tipo oficial en 0,75% (7 votos a favor por 2 en contra), si bien consideraba que el empeoramiento de los datos económicos británicos respondería a un “bache” temporal vinculado a cuestiones meteorológicas y que el PIB de Gran Bretaña se recuperará.

 

 

Tal circunstancia quedaba reflejada en la actualización del escenario macroeconómico publicado en el Informe de Inflación.

 

Aunque el débil crecimiento del 1tr18 (1,2% a.) obligaba al BoE a recortar su previsión para el 2tr18 de 1,8% a 1,4%, se mantenían sin cambios las estimaciones para los dos ejercicios siguientes en 1,7% (en ambos casos); una cifra que también se daría en el PIB previsto para el 2tr21.

 

En cuanto a la inflación, sus proyecciones eran corregidas ligeramente a la baja debido a que el efecto al alza de los precios de importación habría sido menor a lo previsto inicialmente. En consecuencia, las previsiones se situaban en 2,4% para el 2tr18 (2,7% ant.), 2,1% para el 2tr19 (2,2% ant.), 2,0% para el 2tr20 (2,1% ant.) y 2,0% para el 2tr21.

 

El anterior escenario permitiría que el BoE efectuara un endurecimiento de la política monetaria “a un ritmo gradual y hasta un cierto punto”, tal y como reconocía Mark Carney en la rueda de prensa posterior a la reunión. De esta forma, el aumento del tipo de interés oficial iría desde 0,9% en el 2tr19 hasta 1,2% a mediados de 2021.

 

Así, las informaciones procedentes de Reino Unido se unían a las vinculadas al BCE, cuyo principal punto de interés se daba con la publicación de un Boletín Económico que no daba lugar a sorpresas. Éste apuntaba que “los datos disponibles desde la reunión del Consejo de Gobierno de principios de marzo sugieren cierta moderación (del crecimeinto), aunque siguen siendo compatibles con una expansión sólida y generalizada de la economía de la zona del euro. Los riesgos para las perspectivas de crecimiento de la zona se mantienen, en general, equilibrados, pero los riesgos relacionados con factores globales, como la amenaza de un aumento del proteccionismo, son ahora más relevantes”.

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.