Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Martes, 19 de junio de 2018
Publicado en INTERNACIONAL Viernes, 01 de junio de 2018 12:00

El M5S y la Liga cierran el acuerdo de gobierno

Intermoney | La política estaba llamada a quitar el protagonismo a los datos y así seguirá ocurriendo en el final de la semana, pues bajo otras circunstancias estaríamos debatiendo sobre el destacado repunte de la inflación de la zona euro en las semanas previas a un encuentro clave del BCE.

 

El Movimiento 5 Estrellas y la Liga cerraban el acuerdo que les permitirá gobernar el país durante los próximos cinco años. Ambas formaciones recularon y aceptaron retirar el encargo de ministro de Economía al euroescéptico Paolo Savona, como pedía el presidente Sergio Mattarella. Tras una larga negociación, ambos partidos aceptaron desplazar del Ministerio de Economía al euroescéptico Paolo Savona y sustituirlo por Giovanni Tria, rector de una Facultad de Económicas.; algo que cuenta con el beneplácito de Mattarella.

 

Mientras tanto, el comercio volverá a estar en el centro de las miradas, después de que Estados Unidos decidiese no prorrogar las exenciones a los aranceles al aluminio y al acero concedidas a la UE, Canadá y México que vencían el día 31 de mayo. Una medida de presión para acelerar unos acuerdos que no acaban de llegar en el formato deseado por la Administración Trump y que ya ha deparado la esperable réplica de la UE en forma de denuncia ante la OMC y el anuncio de imposición de aranceles a los productos estadounidenses. Al mismo tiempo, las conversaciones comerciales entre Estados Unidos y China se caracterizan por las tensiones y no por los acercamientos.

 

Luego, la política enturbiará el comportamiento de los mercados durante la parte final de la semana, en un momento en el que las últimas encuestas de Reuters señalan que los gestores de fondos en Estados Unidos optaron por reforzar sus tenencias de bonos (con la mirada puesta en los treasuries) y recortar sus posiciones en renta variable. La situación política en Italia y los temores comerciales daban respaldo a unas respuestas que apuntaban un peso de los bonos en las carteras del 35,8% (la mayor cifra desde febrero de 2016) frente al 34,9% de abril, al tiempo que la renta variable recortaba desde los máximos de 4 años y medio de abril al pasar del 57,9% al 56,9%. Unos resultados interesantes, aunque debemos tener en cuenta dos cuestiones: la muestra era reducida y algunas respuestas llegaban en pleno episodio de tensión.

 

Las respuestas dadas por los gestores a escala global incidían en una dirección similar, al igual que la encuesta realizada por Reuters a los gestores europeos entre el 14 y el 29 de mayo. “El peso de las acciones en las carteras globales de los fondos europeos cayó casi -2 p.p respecto a abril hasta el 41,7%, el nivel más bajo desde noviembre de 2016. El porcentaje de la deuda subió +2,6 p.p, hasta cerca de máximos de dos años, al situarse en el 43%”.

 

La cautela de fondo es real y esta se moverá al son de la política, sin que en Europa el dato final del PMI manufacturero de la UEM de mayo o la confirmación del crecimiento de Italia en un 0,3% trim. durante el 1tr18 tengan capacidad para evitarlo. Por su parte, en Estados Unidos, tendremos datos importantes del mercado laboral y, también, en forma de mejora del ISM manufacturero, pero vendrán a confirmar la inercia positiva del 2tr18 y no deberían marcar ningún punto de inflexión.

 

Las nóminas no agrícolas se situarán en mayo próximas a su promedio mensual en lo que llevamos de año al repuntar hasta 185.000, ante la ausencia de efectos distorsionadores. Un dato positivo aunque los inversores tendrán más interés por el comportamiento de los salarios. A este respecto, cabe destacar una cuestión que recogía el Libro Beige y es que la escasez de personal cualificado en ciertos ámbitos está llevando a reforzar los paquetes de compensaciones, lo cuales van más allá de las prestaciones salariales. Por lo tanto, el repunte del 2,7% a. que esperamos del salario hora estadounidense en mayo sólo contaría una parte de la realidad de las remuneraciones a los trabajadores, explicando que las cifras no acaben de registrar cifras más dinámicas.  

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.