Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Domingo, 22 de julio de 2018
Pulse en el valor para ver ratios >
Publicado en INTERNACIONAL Miércoles, 06 de junio de 2018 08:00

El domingo solo un tercio de los electores votarían a favor del Vollgeld

Intermoney | El 10 de junio tenemos otra cita con las urnas en Suiza donde se va a votar una propuesta que tendría un importante impacto económico y que recibe el nombre de Vollgeld o iniciativa de dinero soberano.

 

En principio, solo un tercio de los electores apoyaría la propuesta que ha sido calificada como un “peligroso cocktail” desde el banco central de Suiza (SNB) y que crearía un antes y un después en el sistema económico del país. De acuerdo con la misma, el SNB tendría la responsabilidad exclusiva de crear dinero y los bancos comerciales se verían desposeídos de dicha capacidad.

 

En otras palabras, se propone la abolición del sistema de banca de reserva fraccionaria que es clave en las economías actuales. Dicho sistema se sustenta en que los bancos solo están obligados a mantener una parte de los depósitos de su clientela en forma de reservas. De forma que se puede prestar el resto, dando lugar a la existencia del multiplicador del dinero. Luego, la banca comercial puede crear dinero y la principal vía a través de la cual el banco central decide la oferta monetaria es el control de la base monetaria.

 

La propuesta planteada en referéndum dinamitaría este sistema, al tiempo que limitaría la actuación del banco central (incluido el mercado de divisas) y degeneraría en un sistema similar a la planificación estatal, mientras que se podría caer en la financiación monetaria del gobierno.

 

Como apuntábamos anteriormente, el referéndum en Suiza no contaría con un apoyo mayoritario, si bien no debe olvidarse esta cuestión, al igual que la cita con las urnas en Turquía y los próximos movimientos de la Fed y el BCE, además del encuentro de la OPEP del próximo día 22 de junio. El cártel ha estabilizado su producción en 31,9 millones de barriles diarios durante los dos últimos meses y se atisba la relajación de los ajustes acordados, en un momento en el que se teme por un escenario caracterizado por el déficit de suministro.

 

 

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.