Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Miércoles, 24 de abril de 2019
Pulse en el valor para ver ratios >
Publicado en INTERNACIONAL Viernes, 28 de diciembre de 2018 10:15

Francia: las consecuencias de los chalecos amarillos

Alphavalue | El movimiento de los "chalecos amarillos" (gilets jaunes) hizo que el Gobierno de Francia entrara en pánico y modificase su política presupuestaria, marcando un nuevo déficit para 2019 del 3,5%, que ahora parece probable. ¿Se ha disparado el spread (diferencial de deuda)? No, o no todavía.

 

Como se muestra en el siguiente gráfico, el spread de los bonos soberanos franceses a 10 años se ha ampliado frente al Bund, principalmente porque los yields de la deuda alemana han caído aún más como parte de un ataque general a los activos de riesgo.

 

 

Por supuesto, Francia podría haber disfrutado de menores costes de refinanciación (unos 30 pb menos), si hubiera mantenido su postura anterior para abordar seriamente su déficit estructural. Esto no ha sido posible para acabar con las manifestaciones en las calles. La idea es posponer los recortes planificados a los impuestos corporativos en al menos un año. Mantener el 33% en lugar del 31% no afectará a la financiación (+2 bn€) del déficit ampliado (+11 bn€), pero comenzará a perjudicar a los accionistas.

 

Hasta ahora los inversores no se han dejado impresionar. Como los miembros del CAC40 pueden clasificarse como “evasores de impuestos”, la mayor parte del impuesto adicional debe recaer sobre las corporaciones más pequeñas. Dentro de la cobertura de Alphavalue podemos identificar 63 valores que no son miembros del CAC40 y se espera que paguen más impuestos en Francia (lo que representa una media sólo el 38% de las ventas). La media del market cap es de aproximadamente 7 bn€, por lo que esto es, en el mejor de los casos, un proxy de Francia.

 

 

En este mismo universo, podemos calcular una tasa impositiva real media del 28,3% en 2018 y del 27,6% en 2019. Suponiendo que el impuesto corporativo francés se mantenga en el 33%, la tasa impositiva de 2019 volverá a situarse en el 28,5% y eliminará 0,4 bn€ de los beneficios totales esperados actuales de 27 bn€ o una corrección del 1,5%. Más bien un impacto menor que el extraño tweet de Donald Trump.

 

Esto es para el corto plazo. Sin embargo, bien puede ser que la presión de la ira populista sobre la redistribución de la riqueza no se detenga en lo conseguido y no se detenga en Francia. En cuyo caso, es probable que los recortes de impuestos corporativos queden fuera del panorama por un tiempo.

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.