Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Lunes, 21 de enero de 2019
Pulse en el valor para ver ratios >
Publicado en INTERNACIONAL Jueves, 10 de enero de 2019 12:00

El presidente de la Reserva Federal de Chicago se muestra positivo con la economía estadounidense

Link Securities | Se espera que el cierre positivo de las negociaciones comerciales entre funcionarios de nivel medio de Estados Unidos y China de paso a negociaciones más avanzadas, en las que participen funcionarios de más nivel. 

 

El comunicado del representante de Comercio de Estados Unidos indicó que las conversaciones con China se centraron en las promesas del país asiático de comprar más productos estadounidenses mientras que el ministerio chino de Comercio señaló que enriquecieron el entendimiento mutuo y pusieron la base para resolver las preocupaciones.

 

No obstante, los mayores obstáculos se mantienen en referencia a las subvenciones chinas a sus empresas y en relación a la protección de la propiedad intelectual, asuntos que serán discutidos por el representante de Comercio de Estados Unidos, Lightizer, y por el viceprimer ministro chino, Liu He, en Washington más adelante en este mes. La verificación de las promesas de China por parte de Estados Unidos supone otro punto de potenciales fricciones.

 

Las actas de la reunión de diciembre del Comité Abierto de la Reserva Federal (FOMC) indicaron que los participantes acordaron mayoritariamente que la evolución de la economía fue como se esperaba, sugiriendo que los incrementos posteriores de los tipos de interés deberían ser los adecuados. No obstante, también señalaron que los acontecimientos recientes, incluyendo la volatilidad de los mercados financieros y el incremento de la preocupación sobre el crecimiento global, indicaban que el ritmo de aplicación de las políticas posteriores es menos claro que con anterioridad. Además, las actas recogen que, dada esta dinámica, el FOMC podría permitirse ser paciente sobre el endurecimiento de su política monetaria. Así, la Fed será más dependiente a partir de ahora de los datos a diferencia de antes, cuando dependía de las expectativas.

 

El presidente de la Reserva Federal de Chicago, Charles Evans, dijo ayer que es probable que "eventualmente" se incrementen las tasas de interés oficiales hasta territorio restrictivo si “las nubes oscuras” que amenazan el panorama se aclaran. En ese sentido dijo que, si los riesgos a la baja que amenazan la economía se disipan y los fundamentos continúan siendo fuertes, él espera que con el tiempo los tipos oficiales aumenten un poco por encima de su tasa neutral, digamos en un rango entre el 3% y el 3,25%. Este nivel es superior al que la Fed ha señalado como neutral a largo plazo, que es el 2,75%. Así, Evans espera tres nuevas subidas de tipos de un cuarto de punto este año frente a las dos que esperan en conjunto los miembros del FOMC.

 

No obstante, Evans dijo que la Fed se puede permitir esperar seis meses para comprobar cómo marchan las cosas antes de subir sus tasas. En ese sentido, señaló que cree que los acontecimientos en el 1S2019 serán muy importantes para determinar las futuras actuaciones en materia de política monetaria. Según dijo, espera que los datos sean similares a los sólidos de empleo de diciembre y que la volatilidad en los mercados se modere. En cuanto al crecimiento de la economía de Estados Unidos, Evans espera que el PIB estadounidense crezca en 2019 algo más del 2% y que la tasa de desempleo baje hasta acercarse al 3,5%. Evans, considerado un moderado entre los miembros de la Fed, tiene voto este año en el FOMC.

 

Evans se muestra en estas declaraciones bastante seguro de que la economía estadounidense va a seguir haciéndolo bien y que, por ello, el banco central va a verse forzado a seguir subiendo sus tasas de interés de referencia, hasta superar el nivel establecido como neutral. De ser así, la Fed, con esta decisión buscaría enfriar la economía. No tenemos tan claro que este vaya a ser el caso. De momento, en lo que sí parece estar de acuerdo Evans es que la Fed no debería tener prisa en actuar, pudiendo esperar un tiempo para comprobar como se desarrollan los acontecimientos. Por su parte, Raphael Bostic, presidente de la Reserva Federal de Atlanta, dijo ayer que las tasas de interés oficiales pueden moverse "en cualquier dirección".

 

En este sentido, explicó que con la incertidumbre que rodea a la política comercial y la caída de la confianza de empresas y consumidores, la Fed debería dejar que la economía "avanzase durante un tiempo" antes de adoptar cualquier decisión de política monetaria". Así, afirmó que acaban de subir los tipos en diciembre y que deberían dejar que la economía avanzase por un tiempo, ver cómo responde a todo esto. Bostic, perteneciente al ala más dovish de la Fed, no tiene voto en el FOMC este año.

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.