Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Domingo, 26 de mayo de 2019
Pulse en el valor para ver ratios >
Publicado en INTERNACIONAL Martes, 12 de marzo de 2019 10:00

Mejores señales para el consumo a comienzos de año

Bankia Estudios | Las ventas estadounidenses se recuperan en enero del alarmante desplome de diciembre y confirman que el consumo seguirá apoyando el crecimiento del conjunto de la economía, si bien, a ritmos mucho más modestos que durante el año pasado.

 

 

Las ventas minoristas aumentaron un tímido 0,2% en enero, insuficiente como para compensar el fuerte deterioro del mes anterior (-1,6%, revisado ahora, incluso, a la baja desde -1,2%). No obstante, la mejora fue más significativa sin las partidas más volátiles: el denominado “grupo de control” (excluye coches, gasolina, materiales de construcción y servicios de alimentación), creció un 1,1% en febrero.

 

Automóviles y componentes fue la partida que peor se comportó en enero: -2,6%, el segundo peor registro mensual de este ciclo expansivo; un mal dato que ya se anticipaba tras conocerse, a principios de mes, el desplome en las ventas de vehículos ligeros (-4,8%, hasta mínimos desde marzo de 2016). También en negativo cabe destacar la partida de gasolina, que cayó por tercer mes consecutivo (-2,0% vs -5,7%), en línea con el descenso en su precio (2,266 dólares/galón en media en enero, mínimo desde finales de 2016); y, en mucha menor medida, vestido y calzado (-1,3% vs -1,2%) y productos electrónicos
(-0,3% vs -1,2%).

 

Por el contrario, el componente que mejor se comportó en enero fue ventas online: crecieron un 2,6% y fue la partida que más aportó al crecimiento mensual de ventas totales (0,3 p.p.). Cabe recordar que las ventas online es la partida que mejor se ha comportado a lo largo de este ciclo expansivo: se ha más que duplicado en estos casi diez años (mientras que las ventas totales han crecido un 34% desde los máximos anteriores).

 

Las perspectivas para las familias siguen siendo positivas en el corto plazo: el mercado laboral recoge un aumento en los salarios (están creciendo a máximos en la expansión), los precios energéticos se están moderando y se espera que la devolución impositiva de este año, aunque esté viniendo con retraso (por culpa del cierre de la administración), sea mayor que en años anteriores. Todo ello se ve reflejado en la mejora de la confianza de las familias en las últimas encuestas disponibles. En balance, el buen dato de ventas de enero (al menos, excluyendo las partidas más volátiles) suaviza la lectura negativa del dato anterior y confirma que el consumo se mantendrá creciendo a ritmos del 2,0% anualizado en la primera mitad del año frente a 3,0%-4,0% de trimestres anteriores.  

 

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.