Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Miércoles, 14 de noviembre de 2018
Pulse en el valor para ver ratios >
Publicado en NACIONAL Miércoles, 30 de abril de 2014 10:14

Los nuevos parámetros de los test de estrés son razonables y menos duros

El martes se publicaron los parámetros que se emplearán para hacer los stress tests de 2014. Los analistas de Sabadell detallan los principales indicadores que se presentaron para el escenario adverso, todos ellos referidos a 2014, 2015 y 2016.

En cuanto al PIB, “en la Eurozona se espera un -0,7%, -1,4% y 0% en 2014, 2015 y 2016 respectivamente (vs -0,5% y -0,2% del stress test de 2011). Estos datos están un -1,9%, -3,2% y -1,8% por debajo de las estimaciones del BCE”. Respecto a España, “los datos que se emplearán serán del -0,3%, -1% y +0,1% en los tres años del análisis (-1,3%, -2,7% y -2,1% vs estimaciones del BCE).

 

Las variables empleadas están claramente por encima de los empleados en el informe de OW y RB (donde se esperaba una caída acumulada del PIB de -6,5% en 3 años)”. De entre los países que se someterán al examen, comentan desde Sabadell que las mayores caídas destacarían en Europa del Este.

 

Respecto a los bonos soberanos, Sabadell apunta a la financiación de los estados. Se espera un aumento de las yields en la Eurozona de +112/+152pbs sobre los niveles actuales, dando niveles de yield de 4,3%. Para España se prevé una vuelta de las yields a niveles del 5,5%/5,7%, aún así muy lejos de máximos visto el año pasado.

 

En los bonos soberanos, destacan los haircuts aplicados. Como se esperaba, se aplicará un recorte a la valoración de los bonos en las carteras AFS, no analizada en 2011. Sabadell llama la atención sobre el hecho de que los recortes aplicados tienen una baja dispersión. El haircut que se aplicaría a España (-14,3% en la referencia de 10 años, -6,5% en 5 años) está sorprendentemente cerca de Francia (-13% y -6% respectivamente) e incluso Alemania (-10,2%, -4,4%). Los países cuya deuda sufriría mayores recortes son los de Europa del Este.

 

Caída de mercados de renta variable. En la Eurozona se espera un -18,3%, -15,9% y -18,1% desde los niveles actuales. En España se fijan niveles de -23,4%, -21,1% y -24,9%. El informe de OW y RB fue más duro, con una caída de los mercados del -56% en España. Se confirma que se someterá a parte de Europa del Este a un shock de divisa. Los países afectados son República Checa, Croacia, Hungría, Polonia y Rumanía. Las depreciaciones están en un rango del 15% al 25%. Inflación. En la Eurozona se espera un 1%, 0,6% y 0,3%. En España se empleará un 0,3%, 0,4% y 0,8%. Desempleo.

 

En la Eurozona se situaría en niveles del 12,3%, 12,9% y 13,5% (desviaciones del 0,3%-2,2% del escenario actual). En España se empleará un 26,3%, 26,8% y 27,1% (+0,6%, +2,2% y +3,9% vs escenario del BCE). Similar al escenario de OW y RB, que esperaba un máximo del 27% en España. Activos inmobiliarios. En la Eurozona se esperan -8%, -5,7% y -1,5% en residencial y -2,4%, -2,5% y -0,6% en comercial.

 

En España se empleará un -7,4%, -3% y +0,9% en residencial y -2,8%, -2,2% y -0,6% en comercial. Sabadell considera esto una noticia positiva para el sector en España y, en cierto modo, valida la situación actual del sector inmobiliario y los stress test realizados por Oliver Wyman y Roland Berger en 2012. En 2011 se aplicaron caídas del -7% y -15%, y en los informes de RB y OW se asumía recortes de hasta un -26,4%.

 

En Sabadell destacan que los parámetros son más duros que los stress test de 2011, por menor nivel de PIB asumido, el análisis de impactos en la cartera AFS (available for sale o disponible para la venta) de bonos y otros riesgos no contemplados en el anterior ejercicio.

 

Por el lado positivo, su impresión es que los parámetros para España parecen razonables y menos duros que el análisis de Oliver Wyman (OW) y Roland Berger (RB), con la salvedad de que dichos análisis no estudiaron el impacto en la cartera de bonos. Recordamos que los resultados de los análisis se publicarán en noviembre.

 

En esta ocasión, como ya se anunció, los niveles de CT1 exigidos serán del 8% en el escenario base y del 6% en el adverso. Este CT1 estará en base BIII phase in, no fully loaded (es decir, con un 20% de deducciones o impactos negativos en 2014, 40% en 2015 y 60% en 2016).

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.